Chiapas

Hallan golpeada a una adolescente de 14 años que fue embriagada en un bar

Policías municipales de Tuxtla Gutiérrez se movilizaron la mañana de este jueves cuando se reportó la presencia de una menor de 14 años, presuntamente ebria y con signos de violencia, afuera de un bar localizado al sur-poniente de esta capital.
jueves, 17 de junio de 2021

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Policías municipales se movilizaron esta mañana cuando se reportó la presencia de una niña de 14 años, ebria y con signos de violencia, afuera de un bar localizado al sur-poniente de esta capital.

Alrededor de las 6:30, un ciudadano habló al 911 y dijo que una menor de edad lloraba asustada en la 1a Norte, entre 4a y 5a oriente de la Delegación Terán. Según los vecinos, la adolescente con los pies descalzos pedía a gritos que le devolvieran su bolsa, dinero y celular.

Al llegar la policía municipal, se percató que se trataba de una niña de 14 años en estado de ebriedad, con golpes en los labios y señales de ataduras en las muñecas.

Micaela M. G --hablante de la lengua tzotzil y originaria del municipio indígena San Juan Cancuc, en la región Altos de Chiapas-- dijo que desde hace unos meses vive con su hermano y su hermana en el centro de la capital del estado y trabaja como mesera en un bar de la Novena Sur de esta ciudad.

Ante los uniformados declaró que se encontraba en el interior de ese lugar con dos personas del sexo masculino, uno de ellos, “Carlos”, su actual patrón, dueño del bar donde ella trabaja en el área de la cocina.

La joven explicó a los uniformados que quería salir, pero no la dejaban, y empezó a gritar, por lo que la amarraron y le echaron agua fría con hielo en la cara. Como no dejaba de pedir auxilio, la desamarraron y la sacaron del sitio, y fue auxiliada por una persona que dio parte a la Policía Municipal de Tuxtla.

De inmediato acudieron los patrulleros de la unidad PC571 y después arribó la patrulla PC166. Los policías acompañaron a la adolescente al bar Las Tarimitas, de donde minutos antes fue echada a la calle.

Al ver a los uniformados, los individuos que estaban dentro del local entregaron inmediatamente sus pertenencias a la menor y el dinero que le habían quitado.

Según reportes de los vecinos, ese bar ya había sido clausurado con anterioridad por robos a estudiantes y comensales, y mencionaron que en el interior han violentado a varias mujeres jóvenes.

Esta tarde la Fiscalía General del estado (FGE) informó que a través de la Fiscalía de la Mujer abrió el registro de atención sobre el caso de la menor hallada afuera de un establecimiento dedicado a la venta de bebidas alcohólicas, con señales de violencia física.

Luego de conocer los hechos --a través de las redes sociales--, elementos de la Fiscalía de la Mujer se trasladaron al lugar con el objetivo de brindarle atención integral a Micaela y realizar los trámites para su resguardo provisional.

De forma coordinada, la Secretaría para la Igualdad de las Mujeres, la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), el DIF municipal y la Fiscalía de Trata iniciaron las diligencias o investigaciones para determinar el delito correspondiente, pero sobre todo los trabajos de atención física, emocional y psicológica de la adolescente originaria de San Juan Cancuc.

Comentarios