Nacional

Así luce actualmente Sandra Ávila Beltrán, la 'Reina del Pacífico"

Sandra Ávila Beltrán, mejor conocida como “La Reina del Pacífico”, es ahora una mujer de 60 años de edad, pero que arrastra una vida marcada por su cercanía a los llamados fundadores del imperio de las drogas en México.
miércoles, 2 de junio de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro). - Sandra Ávila Beltrán, mejor conocida como “La Reina del Pacífico”, es ahora una mujer de 60 años de edad, pero que arrastra una vida marcada por su cercanía a los llamados fundadores del imperio de las drogas en México.

A poco más de seis años de haber quedado libre tras pasar un lustro detrás de las rejas, a Ávila Beltrán hoy se le ve luciendo una abundante melena negra que deja atrás su pelo canoso, además de lucir bikini de manera relajada en la playa, según publicó Infobae.

Atrás quedaron los días en los que era perseguida por autoridades de México y Estados Unidos por ser sobrina de Miguel Ángel Félix Gallardo y estar en contacto cercano a capos como Ismael “El Mayo” Zambada”, Rafael Caro Quintero, Arturo Beltrán Leyva y el propio Joaquín “El Chapo” Guzmán.

En septiembre de 2007, Ávila Beltrán fue detenida a los 47 años en la Ciudad de México junto con su pareja, el narcotraficante colombiano Juan Diego Espinosa alias “El Tigre”.

La Reina del Pacífico en la actualidad

“La Reina del Pacífico”, como la bautizó el gobierno federal mexicano, familiar de los capos José Quintero Payán, Rafael Caro Quintero y Miguel Ángel Félix Gallardo, fue acusada de ser enlace entre los cárteles de Sinaloa y Juárez con grupos de Colombia.

La entonces Procuraduría General de la República (PGR) le fincó el cargo de delincuencia organizada. Fuentes cercanas al caso señalaron en ese entonces que el gobierno federal torturó a Paulo Espinosa, sobrino de “El Tigre”, para involucrar a Ávila Beltrán en el caso del buque “El Macial”, incautado en 2001 en México con 9 toneladas de cocaína.

Fue hasta 2012 cuando fue extraditada a los Estados Unidos, en donde se preveía que la condenaran a cadena perpetua por la “gravedad de los delitos” que se le imputaban.

Sin embargo, fue declarada “no culpable” de narcotráfico y asociación delictiva, pero sí se le condenó por apoyar a grupos del narcotráfico.

Tras más de siete años en cautiverio, Ávila Beltrán fue absuelta el 6 de febrero de 2015 por el Segundo Tribunal Unitario con sede en Jalisco del delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita y fue ordenada su libertad.

Comentarios