Puebla

Muere el cura Gustavo Rodríguez, defensor de los derechos de los migrantes

El sacerdote Gustavo Rodríguez Zárate, quien por décadas convirtió la parroquia poblana de la Asunción en un refugio para migrantes mexicanos y centroamericanos, falleció este jueves víctima de cáncer.
jueves, 24 de junio de 2021

PUEBLA, Pue. (apro).- El sacerdote Gustavo Rodríguez Zárate, conocido como “el cura del morral”, quien por décadas convirtió la parroquia de la Asunción, en esta ciudad, en un refugio para migrantes mexicanos y centroamericanos, falleció este jueves víctima de cáncer.

Distintas instituciones y organizaciones lamentaron la muerte del párroco, el cual se distinguió por luchar a favor de los indígenas, los pobres, los jóvenes y los migrantes poblanos que radican en Estados Unidos; además, mantuvo una postura crítica ante la autoridad clerical y trabajó de la mano con activistas defensores de derechos humanos.

La Arquidiócesis de Puebla emitió un comunicado para confirmar el fallecimiento del clérigo, coordinador de la Pastoral de Movilidad Humana e impulsor de la carava migrante “Antorcha Gualadapuna” hacia la catedral de San Patricio, en Nueva York

De acuerdo con sus familiares, Rodríguez Zárate, de 75 años de edad, estaba hospitalizado desde abril pasado por padecer cáncer en los pulmones, enfermedad que finalmente causó su muerte.

La Universidad Iberoamericana Puebla emitió un pronunciamiento para lamentar la partida de “quien a lo largo de su vida caminó con migrantes, indígenas y con los grupos más desfavorecidos de su entorno”.

Por su lado, el Consejo Tiyat Tlai, conformado por diferentes agrupaciones defensoras del territorio, escribió en sus redes sociales: “lamentamos la partida de Gustavo Rodríguez Zarate; nos duele a todos y todas, migrantes, organizaciones, campesinos, hombres y mujeres de la Sierra Norte, la Mixteca y la Sierra Negra, por donde deja una huella profunda”.

Con 48 años de sacerdocio, el “padre Gus”, como también lo llamaban, dedicó los últimos 25 años de su vida a luchar como defensor de migrantes, a quienes daba refugio en la parroquia de la Asunción, en su paso por Puebla rumbo a Estados Unidos.

Y, además de congregar la ayuda de organizaciones católicas y civiles para dar comida y un lugar de descanso a las caravanas de transmigrantes, el párroco denunció abusos que cometían autoridades locales y federales, así como grupos de la delincuencia organizada, en contra de los centroamericanos que cruzan por el territorio mexicano.

“Siempre me ha molestado, desde el Seminario, el clericalismo. El creerse una casta aparte, superior del clero, y eso no va conmigo, ni con la Iglesia, ni con Jesús. Y eso el Papa Francisco lo ha atacado fuerte, de que seamos sencillos, que no seamos aferrados al poder o al dinero, sino cercanos a las comunidades, y por eso siempre he luchado”, declaró Rodríguez Zárate en una entrevista que dio en 2020 al periodista Álvaro Ramírez Velasco.

Comentarios