Chiapas

Campesinos y maestros retienen a médico y funcionario del IMSS; los acusan de negligencia

Un médico y un abogado del IMSS, junto con un funcionario del gobierno de Chiapas, son retenidos por campesinos y maestros en Ocosingo; los acusan de negligencia médica por la muerte de una joven.
martes, 29 de junio de 2021

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- De manera violenta, un médico y un abogado del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), junto con un funcionario del gobierno estatal, fueron sacados de un hospital por un grupo de campesinos y maestros, quienes a empellones los llevaron a la plaza central de Ocosingo y les exigieron una indemnización por el deceso de una docente.

El pasado jueves 24, Dalia Ivonne Gómez Vázquez, de 32 años, ingresó al Hospital Rural del IMSS-Bienestar de Ocosingo. Tras un parto complicado, falleció por una hemorragia, pese a los esfuerzos de los médicos para salvarle la vida.

Según la versión oficial del IMSS, la paciente ingresó al hospital rural a las 16:15 del viernes 23 para valoración por embarazo de término. El médico gineco-obstetra efectuó diversas pruebas para evaluar el bienestar fetal, sin encontrar alteraciones, por lo que decidió dejarla en trabajo de parto, con la vigilancia de personal médico y de enfermería.

De acuerdo con la institución, el parto se presentó a las 9:30 del jueves 24, y tras cinco minutos se dio una hemorragia obstétrica súbita, secundaria a atonía uterina, por lo que se inició el manejo inmediato con medicamentos; al no haber mejoría, se ingresó a la paciente al quirófano, donde médicos especialistas en gineco-obstetricia y cirugía realizaron diversos procedimientos sin respuesta favorable.

“La paciente presentó paro cardiorrespiratorio, ante lo cual personal médico intentó revertirlo en repetidas ocasiones a través de maniobras avanzadas de resucitación, sin éxito”.

Esto molestó a los familiares, amigos y compañeros maestros de Dalia Ivonne, quienes iniciaron una jornada de protesta para denunciar que “ella entró bien y salió muerta”.

Dalia Ivonne daba clases en Patria Nueva, del municipio de Ocosingo, por lo que pobladores de esa comunidad iniciaron las protestas, junto con miembros de la Organización Regional de Cafeticultores de Ocosingo (ORCAO), además de maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

Este martes, cuando funcionarios estatales y del IMSS dialogaban con los familiares de la maestra fallecida, en el interior del nosocomio, alrededor de las 15 horas llegaron unos 100 campesinos y se llevaron a tres funcionarios: el doctor Pablo Hernández, de supervisión en la región selva; el responsable jurídico del IMSS, Julián López, y el delegado estatal de Gobierno, Iván López.

Los tres fueron sacados por la fuerza y llevados a la plaza central de Ocosingo, donde hasta las 18 horas de este martes seguían retenidos, en tanto que tres jefas de enfermeras y dos médicos, entre ellos el doctor Saúl Madrid Tovilla, fueron encerrados dentro del nosocomio por maestros de la CNTE.

Los campesinos y los maestros aseguran que la muerte materna fue por negligencia médica y exigen justicia, además de la destitución del director y que se indemnice a la familia, en virtud de que un bebé quedó huérfano.

Más de

Comentarios