Trata de personas

La pandemia modifica dinámicas de la trata de personas en México

En dos años, el Consejo Ciudadano para la Seguridad y la Justicia de la CDMX recibió 4 mil 445 reportes relacionados con trata de personas en todo el país.
martes, 29 de junio de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En los últimos dos años el Consejo Ciudadano para la Seguridad y la Justicia de la Ciudad de México recibió 4 mil 445 reportes de todo el país relacionados con trata de personas, y logró la identificación de 232 víctimas individuales, 119 grupos de agraviados, 463 “situaciones de riesgo” y 495 otros delitos, como “desaparición de personas, violencia familiar, tráfico de personas, pornografía infantil, delitos sexuales, extorsión y fraude”.

De acuerdo con el Informe Bianual 2019-2020 de la Línea Nacional Contra la Trata de Personas (LNCTP), del Consejo Ciudadano para la Seguridad y la Justicia de la Ciudad de México, de reportes que llegan al número o al chat de WhatsApp 800 5533 000, los registros superaron a los 3 mil 671 de los cuatro años anteriores.

El organismo explicó que, de las 232 víctimas de trata identificadas en los dos últimos años a través de la LNCTP, 43 son hombres, 187 mujeres y dos más que no se especificó el sexo, en tanto que, de los 119 grupos, 90 estaban integrados por mujeres, 15 por hombres y en 14 no se determinó el sexo.

Los reportes recibidos entre 2019 y 2020 en la LNCTP permitieron la identificación de 463 “situaciones riesgo”, en tanto que se contabilizaron 495 reportes de otros delitos como “desaparición de personas, violencia familiar, tráfico de personas, pornografía infantil, delitos sexuales, extorsión y fraude”.

El acceso a la LNCTP permitió que el Consejo Ciudadano proporcionara atención y orientación jurídica a mil 591 personas, “aunque no necesariamente referían la comisión de un delito”, y hubo mil 712 llamadas de tipo informativo.

La Línea de atención especializada cuenta con una “red de apoyo, con más de mil 100 proveedores de servicios integrado por autoridades de procuración de justicia, organismos gubernamentales y no gubernamentales, sociedad civil y academia”.

En su informe bianual, el Consejo Ciudadano integró voces de organizaciones aliadas que coincidieron en que la pandemia por covid-19 modificó las dinámicas de la trata de personas, que dificultaron el rescate de víctimas por parte de autoridades, en tanto que la crisis económica derivada del confinamiento incrementó la vulnerabilidad de los grupos sociales en riesgo de ser víctimas de trata.

“El 69% de las modalidades de trata de personas registradas por la LNCTP entre 2019 y 2020 fueron por prostitución ajena u otras formas de explotación sexual, y por primera vez, en 2020 se presentaron casos de matrimonio forzoso o servil”, de acuerdo con el informe.

En números, los registros recibidos por el Consejo Ciudadano a través de la Línea Nacional refieren que 135 fueron víctimas de trata con fines de prostitución ajena u otras formas de explotación sexual; 22 víctimas de explotación laboral; 19 para trabajo o servicios forzados; utilización de personas menores de 18 años en actividades delictivas: cinco para mendicidad forzada, siete de adopción ilegal de persona menor de 18, y dos casos de matrimonio forzoso y servil.

El análisis de las llamadas pudo establecer que hay “nuevas formas de operar de las redes delictivas”, a través del uso, en 47% de los casos, de “la oferta de empleo como un método para enganchar víctimas o la participación de mujeres en la estructura de las redes, principalmente en roles de enganchadora o cuidadoras de las víctimas”, mientras que el enamoramiento ocupó el 29%.

Según el reporte, el medio de enganche más empleado en estos últimos dos años, con 72%, fue de persona a persona, seguido del uso de las redes sociales con 22%, y el resto se divide en páginas web y anuncios en otras plataformas.

El documento detalló: “las personas adolescentes y jóvenes entre 13 y 31 años de edad representan el sector más victimizado en la trata de personas, con tres de cada cinco reportes a la LNCTP”.

De manera específica, el documento reveló que las 232 víctimas identificadas en los reportes fluctúan entre los siete y 38 años; 36 de ellas son mayores de edad; 45 fueron niñas, niños y adolescentes, lo que representa que es grupo poblacional más vulnerable, en tanto que el 75% de las víctimas de trata en México son originarias de este país.

El documentó especificó que en 184 casos de trata registrados entre 2019 y 2020, 173 tenían nacionalidad mexicana; cinco, hondureña; cuatro, venezolana; tres, colombiana; dos, ecuatoriana; dos, guatemalteca, y estadunidense, uruguaya y paraguaya, uno en cada caso, en tanto que en 40 no se identificó la nacionalidad.

De igual manera, refirió que de los 119 grupos de víctimas “se presume que 56 de estos son de origen mexicano, 37 de nacionalidad desconocida; ocho, venezolana; cinco, colombiana; tres, hondureña; tres, cubana, y uno de cada uno de los siguientes países: Guatemala, Ecuador, Filipinas, India, El Salvador, Brasil y Nicaragua”.

A través de las llamadas a la LNCTP se pudo identificar que en los dos últimos años el perfil de los enganchadores fue de hombres jóvenes de entre 24 y 31 años, y de mediana edad, de 32 y 46; “tienen facilidad de palabra, son extrovertidos y controladores” y “no siempre cumplen con el estereotipo de varón atractivo y atlético”.

Según el patrón, “buscan a sus víctimas en redes sociales, parques, calles y mercados”; les “prometen amor, matrimonio, un hogar, una familia o ayudar con los estudios de sus hijos”, en tanto que las alejan de sus familiares y de los lugares de origen para someter a sus víctimas “con violencia psicológica, sexual o física”, explotando a más de una mujer a la vez.

En su informe, el Consejo Ciudadano para la Seguridad y la Justicia de la Ciudad de México sostuvo que, de los reportes recibidos por el consejo, en 2019 se abrió el 11% de las carpetas de investigación por trata de personas y en 2020 las denuncias recibidas por las LNCTP permitieron integrar el 8% de las indagatorias.

Comentarios