Zacatecas

Gobernador de Zacatecas otorga bono de "despedida" a 480 altos funcionarios

A dos meses de terminar su mandato, el gobernador de Zacatecas, Alejandro Tello, autorizó un bono de "productividad y eficiencia" de hasta 150 días de salario para 480 altos funcionarios.
miércoles, 30 de junio de 2021

ZACATECAS, Zac. (apro).– La deuda pública del estado de Zacatecas supera los 7 mil 100 millones de pesos, pero el gobernador priista, Alejandro Tello Cristerna, decidió, a dos meses de terminar su mandato, otorgar un “bono de productividad y eficiencia”, equivalente hasta 150 días de salario, a 480 secretarios, subsecretarios y directores generales de la administración estatal y de organismos descentralizados.

En el suplemento 51 del Periódico Oficial del Gobierno del Estado se publicó, el pasado 26 de junio, un acuerdo administrativo firmado por el gobernador Tello, en el que se establecen los lineamientos para pagar, por única ocasión y antes del 11 de septiembre, último día de su mandato, una percepción extraordinaria de entre 120 y 150 días de salario a estos altos funcionarios de las 71 dependencias de la administración estatal y de los organismos descentralizados.

La decisión del mandatario ha provocado sorpresa e indignación en las redes sociales, debido a que el discurso oficial del gobierno saliente fue la austeridad y la falta de recursos para atender necesidades del estado, debido a la crisis provocada por la deuda pública heredada.

Diputados locales en funciones y electos de Morena, partido que gobernará Zacatecas los próximos seis años, reprobaron la decisión de Tello Cristerna de repartir este bono de marcha a sus “cuates”, mientras trabajadores de la Secretaría del Campo y del Instituto Zacatecano de Cultura protestaron este miércoles en contra del pago extraordinario a altos funcionarios del gobierno saliente del PRI.

Niega que sea bono para “cuates”; es por liquidación, dice Tello

“No estoy liquidando a mis cuates, les estoy dando una alternativa a los funcionarios de confianza para que dejen su espacio o que digan no”, declaró el gobernador Alejandro Tello, al considerar una “infamia” las descalificaciones hechas por los legisladores de Morena, cercanos al gobernador electo, David Monreal Ávila.

En varias entrevistas radiofónicas, el mandatario ha defendido que este bono es “legal”, aprobado por los diputados locales, y que es para aquellos trabajadores de confianza que decidan, voluntariamente, retirarse de sus funciones; sin embargo, en el acuerdo administrativo se especifica que es un bono por “la productividad y eficiencia de los servidores públicos”.

Para el pago del bono de liquidación, confirmó, existe una partida de 50 millones de pesos aprobada en el Presupuesto de Egresos 2021 por la Legislatura del estado; y en el acuerdo administrativo queda asentado que el pago del bono puede hacerse en tres parcialidades y podrán recibirlo sólo los funcionarios de alto nivel que tenga una antigüedad mínima de 6 meses en sus funciones.

“Que el gobernador Tello le dé un mega bono a sus funcionarios más cercanos es inmoral, que lo haga en tiempos de crisis es inaceptable, pero que a esos bonos les pongan “de productividad y eficiencia” es una burla para los ciudadanos", escribió en Facebook el diputado electo de Morena, Ernesto González Romo.

El próximo legislador señaló que, de acuerdo con la información que dispone, “los altos funcionarios de Tello recibirán de 499 mil a 650 mil pesos por ‘eficientes y productivos’”.

A estos señalamientos, el gobernador respondió que esas cantidades no son reales, que son menores los montos y que varían de acuerdo a la antigüedad laboral de cada funcionario. “Aquí tengo el tabulador, de esos 480 funcionarios de confianza, 377 son directores, 200 de ellos tienen más de 20 años en funciones, se les tiene que liquidar conforme a derecho”.

El diputado en funciones, Omar Carrera, exigió al mandatario priista que “desista de este gasto, que no fue presupuestado para este 2021, y está fuera de toda realidad social"; agregó que él votó en contra del paquete económico, en el que, recordó, se etiquetaron 700 millones de pesos para bonos y en su momento el gobierno estatal justificó eran para pago de prestaciones al magisterio.

Tello afirma que protege a David Monreal de posibles litigios laborales 

Alejandro Tello manifestó que está en la disposición de que dejar intacto el fondo de 50 millones de pesos para que las liquidaciones del personal de confianza las haga el gobierno entrante, pero aclaró que, a solicitud del gobernador electo, tomó la decisión de ofrecer esta alternativa de bonos a los funcionarios que acepten su retiro.

“A mí me solicitó el gobernador electo Monreal, que le ayudará con la renuncia de la gente de confianza, porque él llega con su gente de confianza”, narró el mandatario, a la par que reprochó que, con sus señalamientos, los diputados morenistas “la regaron” al venir a contaminar un proceso “pulcro” de entrega-recepción.

Al conocer que después de este escándalo acordó ya una reunión con el próximo gobernador para explicarle el tema, Alejandro Tello reprochó: “Sabes qué hicieron estos ayudadores, pues lo único que están haciendo es perjudicar al gobernador Monreal, porque muchos trabajadores van a decir: 'mejor me espero a que me liquiden, me corres, me protege la ley, me amparo y vamos a un litigio', y va a pasar el tema de los laudos”.

Aunque el priista asegura que no deja un estado en quiebra, en Zacatecas la deuda pública estatal es de 7 mil 100 millones de pesos, pagadera a 20 años, y el ISSTEZAC, el instituto de seguridad social de los burócratas del estado, está en “quiebra técnica” con deudas por 460 millones de pesos, al grado que no paga en tiempo y forma las pensiones a los jubilados.

El bono, “un abuso”

Con esta situación de las finanzas del estado, Ekaterina Dominguez, integrante del Colectivo Nacional Anticorrupción (Colecna) calificó de un “abuso” este bono que el gobernador pretende dar a sus colaboradores.

"Nos han dicho que no hay dinero para reparar carreteras, para mejorar la infraestructura de salud, pero sí para estos bonos. Es un abuso", declaró en un noticiario la exintegrante del Sistema Estatal Anticorrupción, al denunciar que hay por lo menos cuatro secretarios que no cuentan con cédula profesional y se ostentan y cobran como profesionistas.

Comentarios