Elecciones 2021

Sin esperar el conteo rápido, unas y otros presumen triunfos "irreversibles"

Las redes sociales resultaron el escenario de una catarsis en Nuevo León, donde cada uno de los cuatro aspirantes a la gubernatura se adjudicaron la victoria.
domingo, 6 de junio de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- Antes de que el Instituto Nacional Electoral (INE) y los órganos electorales locales dieran a conocer los resultados del conteo rápido, decenas de candidatas y candidatos a cargos de elección popular se adelantaron y autoproclamaron su triunfo “irreversible” de manera anticipada, a veces en el mismo estado –con el caso aberrante de Nuevo León, donde cuatro candidatos se adjudicaron la victoria--, clausurando con cacofonía un proceso electoral ya marcado por el bajo nivel de sus competidores.

Fieles a la vieja escuela de la política mexicana, Mario Delgado Carrillo, presidente nacional de Morena; Alejandro Moreno Cárdenas, del Partido Revolucionario Institucional (PRI); Marko Cortés, de Acción Nacional (PAN), y Jesús Zambrano, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), reivindicaron en sus respectivas conferencias de prensa --posteriores al cierre de las casillas en el país-- los triunfos de sus candidatos en los mismos estados, como Campeche, Zacatecas, Colima, Michoacán, Tlaxcala o Guerrero.

En eco a sus líderes partidistas, en varias entidades candidatas y candidatos a gobernadores --pero también a presidentes municipales-- ya se declararon vencedores de los comicios. En Guerrero, por ejemplo, la abanderada de Morena, Evelyn Salgado –hija de Félix Salgado Macedonio--, afirmó contar con una “ventaja irreversible” y aseguró que “llegará la cuarta transformación”; media hora antes su rival, Mario Moreno Arcos, se declaró “victorioso” de la elección.

Mismo escenario en Campeche, donde tanto el priista Christian Castro Bello como la morenista Layda Sansores San Román presumieron que los resultados de sus encuestas de salida los colocaban a cada uno muy por encima del otro, con un triunfo asegurado para ambos.

Así, a la par de que Castro afirmó tener una ventaja de cinco puntos sobre su rival, Sansores reviró, en un video que difundió a través de sus redes sociales: “Las encuestas de salida nos ponen muy muy arriba de todos. Los morenistas deben estar tranquilos, pero sobre todo muy contentos. ¡Los amo, estoy feliz!”.

Algo idéntico sucedió en Michoacán, donde los candidatos Carlos Herrera Tello (PAN-PRI-PRD) y Alfredo Ramírez Bedolla (Morena) se declaran ganadores de la gubernatura citando sus propias encuestas, en una jornada electoral llena de irregularidades, con incidentes reportados en Nahuatzen, Tepalcatepec y Gabriel Zamora, donde informes preliminares reportan que en la casilla 477 personas armadas quitaron los equipos de telefonía celular a los funcionarios de casilla, tomaron 160 boletas para marcarlas a favor del partido Morena, las reintegraron a las urnas y se retiraron.

Herrera aseveró tener una ventaja de 5% sobre su rival --planteó que “los números son muy claros, nos dan una clarísima ventaja”--, y Ramírez, quien reemplazó a Raúl Morón Orozco, después que el INE le quitara su candidatura, aseveró: “es un día histórico para Michoacán; hoy demostró su voluntad democrática, pero sobre todo su voluntad de cambio: hemos ganado la elección con el apoyo de las michoacanas y los michoacanos”.

En Zacatecas, David Monreal Ávila (Morena) y Claudia Anaya (PRI-PAN-PRD) se declararon ganador y ganadora de la contienda, con base en las encuestas de salida que validaban sus deseos. Poco después de las 19 horas, las dirigencias estatales del PRI, PAN y PRD en el estado anunciaron que Anaya “será nuestra gobernadora” –ella no estuvo presente-- y advirtieron que presentarán denuncias por las irregularidades que detectaron durante la jornada electoral.

Monreal, hermano del influyente senador Ricardo Monreal Ávila, protagonizó un evento en el que pidió: “dejemos la contienda atrás y avancemos en unidad por el bien de todas y de todos”, mientras una pantalla instalada detrás de él destacaba el lema: "La tercera es la vencida".

Varios candidatas y candidatos también proclamaron sus presuntas victorias a través de sus cuentas de Twitter: así lo hicieron Alfonso Durazo Montaño --exsecretario de Seguridad y Protección Ciudadana y ahora candidato de Morena a gobernador de Sonora-- quien aseveró: “logramos el triunfo”, y su rival del PAN-PRI-PRD, Ernesto Gándara Camous, afirmó en la misma red: “el triunfo es nuestro”.

Juan Carlos Loera, el candidato de Morena a la gubernatura de Chihuahua, aseguró que su ventaja es “clara e irreversible” y adelantó que “conforme se arrojen los datos se va a confirmar esta información”; la candidata del PAN-PRD, María Eugenia Campos Galván, también se proclamó triunfadora.

En Baja California, la candidata de Morena, Marina del Pilar Ávila Olmedo, se autoproclamó triunfadora tan solo 15 minutos después del cierre de las casillas: exhibió datos de la encuestadora Exorer Consulta –difundida a las 4 de la tarde, es decir, dos horas antes de cerrarse las casillas--, que le adjudicó el triunfo sobre Lupita Jones (PRI-PAN-PRD) y el controvertido empresario Jorge Hank Rhon (PES). Este último partido ya interpuso una denuncia ante el Instituto Estatal Electoral (IEE) respecto a la encuesta.

A su vez, los dirigentes estatales del PAN y del PRI aseguraron que la capital es para la alianza, ya que según sus encuestas lleva una ventaja de 1.2 puntos sobre la candidata de Morena.

Las redes sociales resultaron el escenario de una catarsis en Nuevo León, donde cada uno de los cuatro aspirantes a la gubernatura se adjudicaron la victoria, poniendo en ridículo la credibilidad de al menos dos de ellos; entre los punteros, Samuel García, de Movimiento Ciudadano, presumió una ventaja de 10 puntos, y Adrián De La Garza, del PRI-PRD, sostuvo que la tendencia a su favor era “irreversible”.

En Puebla, Eduardo Rivera Pérez, candidato de la coalición “Va por Puebla” –que aglutina PAN, PRI, PRD y los partidos locales Compromiso por Puebla y Pacto Social de Integración--, protagonizó un video con un mariachi que entonó “el Rey”, para acompañar su triunfo anunciado en la presidencia municipal de Puebla capital.

“Estamos muy contentos porque esta campaña la ganamos limpiamente”, expresó, y añadió, en un mensaje dirigido al gobernador Miguel Barbosa Huerta: “vamos a corregir el rumbo de Puebla”.

(Con información de Jesusa Cervantes, Francisco Castellanos, Gabriela Hernández, Rosa Santana y Gerardo Romo)

 

Comentarios