Carlos Loret de Mola

Carlos Loret de Mola: mis acusadores aceptaron frente al juez que no me alertaron del montaje sobre Florence Cassez

"Fue un gran día", dijo el exconductor de Televisa tras carearse con sus excolaboradores Laura Barranco y Juan Manuel Magaña. Señala que las acusaciones en su contra son una campaña para desviar la atención de los escándalos que ha revelado sobre el gobierno de López Obrador.
lunes, 12 de julio de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Luego de comparecer en audiencia por el caso del montaje Cassez-Vallarta, el periodista Carlos Loret de Mola difundió un video en el que, sonriente, sostiene que fue “un gran día” porque asegura que sus dos excolaboradores, Laura Barranco y Juan Manuel Magaña, aceptaron que no sabían del engaño y no le advirtieron del mismo.

La audiencia que se celebró a distancia por razones de la emergencia sanitaria fue entre Loret, Magaña y Laura Barranco. Al término, Carlos Loret de Mola divulgó un video en el que ofreció sus argumentos de que no se sustentaron las acusaciones de que fue cómplice del montaje en el que se detuvo a Florence Cassez e Israel Vallarta.

Por su parte, de manera simultánea, el periodista Juan Manuel Magaña, que era el jefe de información del programa matutino de noticias que encabezaba Loret de Mola, difundió una fotografía con la leyenda: “Terminó mi careo con Loret... una foto dice mil palabras…” en la que se ve cabizbajo al periodista que fuera estrella del noticiero de Televisa.

En su video, Loret de Mola señala: “Comparecí otra vez en el caso Cassez-Vallarta. Fue un gran día: mis dos principales acusadores aceptaron frente al juez que no había cómo darse cuenta de que era un montaje y por eso no me alertaron”.

En el caso de Laura Barranco, que durante mucho tiempo ha dicho que le mandó mensajes para avisarle que era un montaje, Loret de Mola aseguró que en la audiencia ella aceptó frente al juez que nunca lo alertó sobre el montaje.

“Así textualmente lo dijo. El otro, Juan Manuel Magaña, quien era jefe de información –y se quedó años más en esa posición–, que estaba en la cabina al momento de la transmisión, que tenía la obligación de decirme si veía algo raro, aceptó frente al juez que él no sabía que había un montaje porque cayó en el engaño y por eso nunca lo alertó”.

Loret precisó que llegó al careo en calidad de testigo y argumentó que el caso de Cassez-Vallarta ha sido utilizado por el presidente Andrés Manuel López Obrador y medios afines “que le han lavado la cara”, entre los que mencionó a Carmen Aristegui, Julio Hernández López y Los Monteros, para denostarlo y acusarlo de cómplice.

“Lo he dicho siempre y he ofrecido una y otra vez disculpas, fue un error no haberme dado cuenta, como ninguno de los medios de comunicación que también transmitieron ese hecho, pero no acepto que se me señale de haberme coludido con las autoridades para hacer un montaje”, sostuvo en su defensa en el video.

Según Loret de Mola, esa campaña en su contra desde la Presidencia ha sido para desviar la atención o crear una cortina de humo a lo que desde sus espacios informativos ha revelado como los escándalos de corrupción por el dinero que les dieron a los hermanos del presidente, Martín Jesús y Pío, las casas del Manuel Bartlett e Irma Eréndira Sandoval, y los contratos a sus familiares del propio titular del Ejecutivo.

Loret de Mola aseguró que salió bien librado y anunció que seguirá realizando su labor periodística y ejerciendo la libertad de expresión.

 

Comentarios