Nacional

Murió "El Guaymas" exintegrante de la Liga 23 de Septiembre

En un comunicado, el Comité 68 Pro Libertades Democráticas, informó que “El Guaymas”, de 69 años, murió en una operación “de emergencia y alto riesgo” ocasionada por una hemorragia interna.
martes, 13 de julio de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Mario Cartagena Álvarez “El Guaymas”, único sobreviviente de la Liga 23 de Septiembre, quien salió con vida del Campo Militar donde fue brutalmente torturado durante 25 días, falleció este martes.

En un comunicado, el Comité 68 Pro Libertades Democráticas, informó que “El Guaymas”, de 69 años, quien fuera militante del Frente Estudiantil Revolucionario y de la Liga Comunista 23 de Septiembre y en sus últimos años miembro activo del Comité, falleció alrededor de las 10 de la mañana.  

De acuerdo con el comité, Cartagena Álvarez, murió en una operación “de emergencia y alto riesgo” ocasionada por una hemorragia interna.

“Las secuelas de la violencia de Estado hicieron mella”, señaló el Comité en un comunicado difundido en redes, en el que también refirió que tan sólo unas horas antes de ser internado vieron a “El Guaymas” manifestándose en la embajada Cubana “en apoyo a la revolución y contra la agresión imperialista”.

"Sufrió la persecución, prisión, torturas y la desaparición forzada por parte del Estado Mexicano. En más de una ocasión burló la muerte. En la memoria de resistencia y rebeldía del pueblo se le reconoce ser parte de la histórica fuga del penal de Oblatos, en Jalisco", destacó el Comité.

El hijo de “El Guaymas” confirmó el deceso y expresó así su sentir:

“Compañeros lamentablemente hoy a las 10 de la mañana consecuencia de un paro cardíaco durante una operación de urgencia se nos fue mi papá, Álvaro Mario Cartagena López Guaymas, el día de ayer necio de ir al apoyo a Cuba, murió luchando como solo él lo supo hacer. Ahora acompañará a Fidel y al Tenebras en el cielo de eso estoy seguro. Te amo con todo mi corazón papá eterno”.

El Comité 68 informó en su comunicado que en el transcurso del día informarán sobre los servicios funerarios.

En redes sociales diversas personalidades expresaron sus condolencias a Martha Rivero, esposa del activista y a sus hijos.

 

Historia de la tortura

"El Guaymas", fue detenido la mañana del 5 de abril de 1978 en Obrero Mundial y Anaxágoras, después de que su captor le incrustó siete balas por la espalda.

Llegó a la Cruz Roja y junto a él la prensa; hubo fotografías que le dieron enorme alegría pues pensaba que sus compañeros, sus familiares y amigos de alguna manera las verían, narró Rosario Ibarra de Piedra, en un texto que escribió sobre él, el cual tituló "El Guaymas".

Cuando estaban a punto de iniciar curaciones, llegó la “Brigada Blanca” y metralletas en mano se lo arrebataron a los médicos que trataron inútilmente de hacer razonar a los judiciales y lo llevaron al Campo Militar Número Uno. Lo tiraron al piso de una de las celdas de tortura. "El Guaymas" perdió el conocimiento y despertó en el Hospital Central Militar, a donde lo llevaron los torturadores y en donde le amputaron una pierna.

En las celdas de tortura, “El Guaymas” vio y dialogó con una joven que había sido detenida desde el 5 de enero y cuyo paradero se desconocía. Era Alicia de los Ríos Merino, “La Susan”, como la llamaban sus compañeros de la Liga. Ella lo identificó y Mario Álvaro la vio con gusto porque estaba con vida. Alicia, hasta este 2021, se encuentra desaparecida.

Tiempo después, ya preso, cuando creía que los tormentos cesarían, que ya no habría peligro de ser maltratado, después de la sentencia fue sometido a tormentos mayores.

Lo regresaron al Campo Militar Número Uno para amenazarlo por hablar de lo que vio, pero para entonces, Mario Álvaro era conocido en todos los países que tienen secciones de Amnistía Internacional y el gobierno lo pensó dos veces.

Lo regresaron al reclusorio, de donde salió amnistiado en 1982. Desde 1978 hasta hoy, Mario Álvaro en muchas ocasiones dio testimonio de que vio con vida a Alicia de los Ríos Merino, incluso, lo hizo ante el expresidente Vicente Fox, recuerda doña Rosario Ibarra de Piedra.

Comentarios