Felipe Calderón

En Zongolica, piden juicio a Calderón por ocultamiento en asesinato de Ernestina Ascencio

En febrero de 2007, Ascencio de 73 años de edad y originaria de la comunidad de Tetlatzingo, fue agredida sexualmente por miembros del 63 Batallón de Infantería del Ejército Mexicano, perdiendo la vida al día siguiente.
lunes, 19 de julio de 2021

XALAPA, Ver. (apro).- El alcalde de Zongolica, el perredista Juan Carlos Mezhua Campos, pidió votar en la consulta popular de juicio a expresidente, para que se pueda juzgar y castigar al expresidente panista Felipe Calderón Hinojosa por el  ocultamiento de la violación y asesinato de la indígena Ernestina Ascencio Rosario, por parte de elementos del Ejército Mexicano en el 2007.

Aunque el PRD y el PAN hicieron alianza en la mayoría de los distritos de Veracruz en el pasado proceso electoral, el alcalde perredista pidió a los habitantes de la Sierra de Zongolica participar en la próxima consulta popular del primero de agosto, para votar por el “sí” al juicio al expresidente Calderón.

“Los mexicanos queremos que haya legalidad y justicia y en especial, de manera personal yo creo que se debe castigar el encubrimiento, el solapamiento que hubo desde la Presidencia de la República por el crimen que se cometió contra de Ernestina Ascencio Rosario y contra todos los pueblos originarios”.

En sus redes sociales y a través de un comunicado circulado vía WhatsApp, el alcalde Juan Carlos Mezhua exigió justicia para la familia de Ernestina Ascencio y la respectiva disculpa del estado mexicano a los pueblos originarios.

En febrero de 2007, Ascencio de 73 años de edad y originaria de la comunidad de Tetlatzingo, municipio de Soledad Atzompa fue agredida sexualmente por miembros del 63 Batallón de Infantería del Ejército Mexicano, perdiendo la vida al día siguiente debido a las graves lesiones que le dejó la violación.

Tanto el expresidente Calderón, como el exgobernador de Veracruz, Fidel Herrera Beltrán, mantuvieron la verdad oficial de que ella había muerto por “gastritis crónica”; pero la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) instó al Estado Mexicano a reabrir y resolver este caso.

Mezhua Campos insistió que estás omisiones y vejaciones de derechos humanos lastimó la “dignidad de los pueblos indígenas”, por lo que Felipe Calderón debe responder ante la justicia por el ocultamiento de la violación y muerte de esta veracruzana.

A inicios de este año, Martha Ines Ascencio, hija de Ernestina dio una entrevista con Proceso en donde pidió que haya justicia, pero -dijo- sin intimidaciones.

¿Justicia es que los militares que la privaron de la vida vayan a la cárcel?, se le inquiere a su hija. Martha respondió en náhuatl un par de palabras ininteligibles, se encoge de hombros, pero asienta con la cabeza, mientras se recarga en el modesto taller de muebles rústicos que su marido Jorge tiene en la sierra.

Martha Ines -hoy de 51 años- alega que la reparación del daño tendrá que venir acompañada de un patrimonio -ataja- no para las hijas de Ernestina, sino de todas sus nietas. ¿Qué tipo de apoyo?, “un proyecto productivo”, contestó en la entrevista con Proceso.

Martha Ines dijo que se cansaron de intimidaciones de servidores públicos, de intentos de cooptaciones y falsas promesas de apoyos que nunca llegaban y de los “malos entendidos” con el resto de la comunidad, que “no entendía” como los familiares de una víctima de asesinato tenían que recibir una reparación del daño. “Hubo envidia”, resume.

Al menos, los militares nunca volvieron a pararse en el municipio Hoy, a trece años del asesinato de Asencio Rosario apenas se ven rondines muy esporádicos de la Fuerza Civil y dos módulos de la Policía Municipal de Soledad Atzompa, uno en la entrada a la sierra y otro más en la cabecera municipal. En estos años no se ha vuelto a presentar una sola violación a manos de alguna autoridad de seguridad o de algún servidor público.

Comentarios