Desaparecidos

ONU-DH condena el asesinato de Aranza Ramos Gurrola

Al destacar la obligación de las autoridades de proporcionar seguridad a la familia de la activista, especialmente a su hija, el representante Guillermo Fernández-Maldonado alertó sobre "las graves consecuencias" que sufren los infantes cuyos padres han sido "víctimas de desapariciones o asesinatos"
lunes, 19 de julio de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El responsable de la oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en México (ONU-DH), Guillermo Fernández-Maldonado, condenó el asesinato de Gladys Aranza Ramos Gurrola, integrante de un colectivo de familiares que buscan a personas desaparecidas en Sonora, tras la desaparición de su esposo, y urgió a las autoridades a investigar el crimen ocurrido el jueves 15 en la comunidad de Ortiz, en Guaymas, considerando su labor de búsqueda y la perspectiva de género.

El representante destacó que en lo que va de 2021, “la ONU-DH ha documentado al menos ocho casos de asesinatos de personas defensoras de derechos humanos donde la letal agresión podrá ser una  represión por su legítima labor”.      

En un pronunciamiento, el representante de la ONU-DH resaltó que la falta de actuación de las instituciones del  Estado en la búsqueda inmediata de las personas desaparecidas, pone en situación de riesgo a las familias de las víctimas, de ahí la urgencia de que “investigar el asesinato de la señora Ramos de manera exhaustiva, que agote todas las líneas de investigación relevantes, inclusive la relación de este asesinato con su labor de búsqueda y garantizando la incorporación efectiva de la perspectiva de género en la investigación”.

Al destacar la obligación de las autoridades de proporcionar seguridad a la familia de la señora Ramos, especialmente a su hija, Fernández-Maldonado alertó sobre “las graves consecuencias” que sufren los infantes cuyos padres han sido “víctimas de desapariciones o asesinatos”, y la responsabilidad de las autoridades de proteger a los menores.

El funcionario de ONU-DH sugirió a las autoridades mexicanas retomar los Principios Rectores de Búsqueda del Comité contra la Desaparición-Forzada de la ONU, que establecen que “la búsqueda debe desarrollarse en condiciones seguras”, por lo que es pertinente “adoptar medidas de carácter preventivo para que hechos como estos no se repitan”.

Al destacar que en lo que va del año ha registrado ocho activistas de derechos humanos asesinados, Fernández Maldonado, exhortó a las autoridades “a tomar medidas efectivas y oportunas para prevenir las agresiones en contra de las personas defensoras de derechos humanos y afrontar las causas subyacentes que los sitúan en riesgo”.

De acuerdo a la información recibida por el organismo, en la búsqueda  de su esposo Brayan Omar Celaya Alvarado, desaparecido el 6 de diciembre de 2020, la señora Gladys Aranza Ramos “había expresado temor por su seguridad y la de su familia ante posibles represalias por su participación en acciones de búsqueda”.

La señora Gladys, quien participaba en el movimiento de familiares de personas desaparecidas en Guaymas, fue sacada de su domicilio por hombres armados la noche del 15 de julio, para después ser asesinada y su cuerpo abandonado.

Al ofrecer condolencias a la familia y allegados de la señora Ramos Gurrola, la ONU-DH reiteró su compromiso de trabajar con los colectivos de familiares de personas desaparecidas y con autoridades “afrontar esta grave problemática”, e insistió en llamar a las autoridades a “tomar medidas efectivas y oportunas para prevenir las agresiones en contra de las personas defensoras de derechos humanos y afrontar las causas subyacentes que los sitúan en riesgo”.

 

Comentarios