AMLO

Enrique Krauze refuta a López Obrador... y su hijo, León, entra al debate

Esta mañana, en su conferencia, el presidente López Obrador volvió a protagonizar un diferendo con el historiador Enrique Krauze. Sin pregunta de por medio, el mandatario hizo referencia al mensaje de Krauze en Twitter donde calificó la consulta como expresión de una “dictadura plebiscitaria”.
jueves, 22 de julio de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- León Krauze entró al debate de su papá, Enrique Krauze, y el presidente Andrés Manuel López Obrador, quienes en un intercambio de declaraciones y posteos mantuvieron un diferendo respecto a la consulta popular del 1 de agosto entrante.

“Puntual respuesta de @EnriqueKrauze al presidente @lopezobrador_”, escribió León Krauze en su cuenta de Twitter, citando un hilo de su padre.

Esta mañana, en su conferencia, el presidente López Obrador volvió a protagonizar un diferendo con el historiador Enrique Krauze. Sin pregunta de por medio, el mandatario hizo referencia al mensaje de Krauze en Twitter donde calificó la consulta como expresión de una “dictadura plebiscitaria”.

“Fíjense lo absurdo ¿cómo va a haber una dictadura plebiscitaria? Pues es, un contrasentido, la dictadura no puede ser plebiscitaria porque el plebiscito tiene que ver con la democracia”, respondió el mandatario.

“El problema de Krauze es que no sabe de política, no sabe de ciencia política y además, si está ofuscado, pues más se confunde”, remató López Obrador.

En respuesta, en un mensaje de Twitter, el historiador contestó: “Me reclama el presidente no haber hecho llamados a la consulta. Mi posición es clara: el cumplimiento de la ley no se consulta”.

Y abrió hilo: “¿Puede haber una dictadura plebiscitaria?, se pregunta el presidente. De acuerdo a Max Weber, la democracia plebiscitaria es típica de los líderes carismáticos y puede derivar en dictadura.

“La 'Historia' -decía Gaos- tiene dos sentidos: la realidad histórica y el género que estudia la realidad histórica. El presidente se refiere al primero, yo al segundo”.

Y para cerrar, recomendó un artículo que escribió en enero del 2019, con título de “El presidente historiador”, en el cual señala:

“Un quehacer histórico consistente no tiene por qué ser incompatible con un quehacer político consistente. Pero hay situaciones incómodas para esa doble consistencia que en un momento dado obliga a escoger entre el interés general de conocimiento y el interés político del historiador. Quien, como Andrés Manuel López Obrador, politiza la historia, subordina el interés general de conocimiento a sus intereses políticos particulares. El verdadero historiador no está dispuesto a hacerlo”.

Comentarios