Coronavirus

A sus 12 años, Camila ayudó a 500 adultos mayores a vacunarse contra el covid-19

Camila, de 12 años de edad, convenció, inscribió y acompañó a 500 adultos mayores, la mayoría sin acceso a la tecnología, a aplicarse la vacuna contra el covid-19 en un ejido de Torreón.
viernes, 23 de julio de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– Camila, una menor de 12 años, atrapó la atención pública al ayudar a sus abuelos a registrarse para recibir la vacuna contra el covid-19 en su natal Torreón, Coahuila.

A pesar de su corta edad, la niña tuvo una idea después de apoyar a sus abuelos: convencer, inscribir y acompañar a inocularse a 500 adultos mayores del Ejido Albia, en Torreón.

Gracias a ello, Camila es ahora es una de las 100 mujeres más poderosas de México de la revista Forbes.

“Pues no, no me lo imaginé nunca. Me fue muy bien. Estuvimos en contacto y hasta ahorita seguimos con contacto”, indicó, de acuerdo con Meganoticias de Torreón.

Brenda Ramírez, su madre, se dijo orgullosa de su hija, que quiere ser pediatra o investigadora: “Ella es demasiado inteligente, siempre ha tenido los pies sobre el piso y me dice: ‘mamá, esto yo lo hice por ayudar’”.

“El altruismo de Camila, en medio de una de las crisis más grandes de la historia de la humanidad, fue reconocida por la revista Forbes”, escribió Meganoticias Torreón.

“Impacta la labor de la joven Iveth Camila Ortiz, quien ayudó a 500 personas adultas mayores, en un poblado que no cuenta con más de 2 mil habitantes a realizar el registro para recibir la vacuna contra covid-19”, indicó Forbes.

En entrevista con esta revista, indicó que los adultos mayores se debían registrar, pero no saben usar la tecnología, muchos tampoco sabían leer o escribir.

Contó que al principio muchos adultos mayores le contaban de sus dolencias porque pensaron que era doctora.

“Me decían ‘doctora, es que tengo un poco de gripa’. Yo solo quería ayudarles. Mucha gente acá no tiene ni televisores para saber que tienen que registrarse”, destacó Camila.

Su madre contó que Camila llevó su computadora a casa de sus abuelos, consiguió una camioneta con altavoces para avisarle a las personas que ella podía ayudarles en el proceso.

Luego, pidió a su mamá que la ayudara a llevar a los vecinos que no tenían medios para llegar a los centros de vacunación del Coliseo Centenario de Torreón.

“Iveth vio a la delegada Cynthia Cuevas y le pidió apoyo para el transporte. La delegada la ayudó y ahora hemos estado moviéndonos en camiones para llevar a los adultos mayores y otros adultos de otros rangos de edad”, contó Brenda.

 

Comentarios