CNDH

CNDH solicita a INM medidas cautelares para 88 migrantes alojados en estación migratoria de Saltillo

Personal de la Comisión confirmó que la estación migratoria está a 180% de su capacidad, ya que sus instalaciones sólo pueden alojar a 30 personas, por lo que esta situación "ha generado condiciones inapropiadas para su estancia digna".
lunes, 5 de julio de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Ante las “condiciones indignas y de hacinamiento” en que se encuentran 88 migrantes alojadas en la estación migratoria de Saltillo, Coahuila, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) solicitó medidas cautelares al titular del Instituto Nacional de Migración (INM), Francisco Garduño, ante el riesgo de que esas personas contraigan covid-19.

En un comunicado el organismo narró que su personal confirmó que la estación migratoria está a 180% de su capacidad, ya que sus instalaciones sólo pueden alojar a 30 personas, por lo que esta situación “ha generado condiciones inapropiadas para su estancia digna, ya que además las lluvias han provocado filtraciones de agua en los dormitorios, ensuciando los enseres que las personas migrantes utilizan en su día a día”.

En una visita de inspección a las instalaciones del INM en Saltillo, visitadores de la CNDH constataron “que las personas alojadas no cuentan con medidas para prevenir y evitar contagios de covid-19, debido a que no se les proporciona gel antibacterial y cubrebocas”, insumos de protección que se los entregan hasta que los visitadores adjuntos de la CNDH “se presentan en este sitio a realizar la visita respectiva”.

Los migrantes detenidos informaron que no les proporcionan medicamentos cuando se enferman, mucho menos a aquellos que requieren medicinas especiales por padecer epilepsia o diabetes, quienes no reciben atención ni el tratamiento médico correspondiente.

En cuanto a la alimentación, el personal de la CNDH confirmó que, además de que es poca y es de mala calidad, con frecuencia hay “presencia de cabellos y/o gusanos”, situación que constataron visitadores de la CNDH al observar “un gusano en uno de los alimentos servidos”.

En su solicitud de medidas cautelares, la CNDH pidió al titular de la INM “evitar que la población supere la capacidad de alojamiento en esas instalaciones y se tome en consideración la crisis sanitaria internacional por covid-19, trasladando a los agraviados a un lugar adecuado para una estancia digna”.

El organismo urgió demandó que a los migrantes detenidos “se les brinden los servicios de alimentación, salud e higiene que requieran conforme a sus necesidades particulares, así como espacios salubres donde además se les proporcionen los insumos de protección a la salud necesarios, en tanto se resuelve su situación jurídica”.

Como medidas de no repetición, la CNDH retomó el protocolo establecido en la recomendación 68/2916, para evitar el hacinamiento en la estación migratoria y que cuente con servicios e instalaciones dignas.

En tal sentido, instruyó a todo el personal que trabaja en la estación migratoria, así como a los migrantes que son remitidos a las instalaciones del INM, a atender el “Protocolo de actuación para prevención y atención de casos sospechosos y confirmados de covid-19 en las Estaciones Migratorias y Estancias Provisionales del INM”, dictado por la Secretaría de Salud.

Asimismo, el organismo pidió al INM “que se mantenga informada a la población albergada sobre las acciones que han de adoptarse de acuerdo a la evolución de la contingencia para la prevención y atención de la enfermedad covid-19”, así como que se proporcione “los productos e insumos necesarios y suficientes de salud e higiene para prevenir y, en su caso, mitigar al máximo los riesgos de contagio de dicha enfermedad, y se brinde atención médica a las personas que lo requieran”.

Al señalar que las medidas cautelares ya fueron notificadas al titular del INM y que está en espera de respuesta, la CNDH indicó que “de ser aceptadas, dará seguimiento a su implementación y cumplimiento, vigilando que se respeten los derechos humanos”.

Comentarios