Pueblo Yaqui

Cae el presunto asesino de líder yaqui Tomás Rojo; el móvil ligado a una caseta de cobro: FGJ Sonora

De acuerdo con la fiscal sonorense, Claudia Indira Contreras, el autor material de la ejecución es Francisco Hiram y/o Francisco, “El Morocho”, de 28 años de edad y el móvil del crimen apunta a "personas que pudieran estar vinculadas a grupos criminales, con intereses ajenos al pueblo Yaqui".
martes, 6 de julio de 2021

HERMOSILLO, Son., (apro).- La Fiscalía General de Justicia en el Estado aprehendió y vinculó a proceso al presunto asesino material del líder Yaqui, Tomás Rojo Valencia.  

De acuerdo con un mensaje enviado por la fiscal sonorense, Claudia Indira Contreras, el señalado como autor material de la ejecución es Francisco Hiram y/o Francisco, alias “El Morocho”, de 28 años de edad.

El móvil del crimen apunta a "personas que pudieran estar vinculadas a grupos criminales, con intereses ajenos al pueblo originario Yaqui, interesados en beneficiarse ilícitamente con el cobro de cuotas en el tramo carretero".

Y después establece: "Tomás Rojo impulsaba una caseta de cuota que pusiera orden al proceso de cobro y que el beneficio fuera realmente para el pueblo originario Yaqui".

Al imputado se le investiga por los delitos de homicidio calificado con premeditación, alevosía y ventaja; así como asociación delictuosa, por lo que un juez autorizó su captura el 25 de junio anterior.

El pasado 2 de julio, se ejecutó la orden de aprehensión en su contra porque una noche antes, el 1 de julio, había sido detenido junto a unos acompañantes, en posesión de un arma larga.

Para el 3 de julio se le había vinculado a proceso y ordenado a permanecer recluido con prisión preventiva.

Hasta este día, la familia no ha recogido los restos que la fiscalía presume como de Tomás Rojo, porque niegan que pertenezcan al líder yaqui.

Cronología de hechos

El 17 de junio, se dio el hallazgo de los supuestos restos de Tomás Rojo además de ropa deportiva, tenis deportivos, pañuelo rojo al cuello, una cuerda de ixtle, un martillo, y un escapulario entre otros objetos.

La autopsia difundida el 22 de junio por la fiscalía concluye que el cadáver encontrado en un paraje de Vícam pertenece a quien en vida fungía como vocero de la etnia yaqui.

Los restos corpóreos presentaban equimosis y fracturas en varias órganos. La causa de muerte se estableció como traumatismo craneoencefálico por lesiones producidas por contusión directa, y por consiguiente, dictaminó el delito de homicidio.

Lo anterior derivó en varias líneas de investigación desde el ámbito personal profesional, de amistades, así como lo relativo a su desempeño como destacado activista y vocero del pueblo originario Yaqui.

Del 26 al 29 de junio la fiscalía realizó cinco cateos en Bácum, Vícam, Guaymas, Ciudad Obregón y San Ignacio Río Muerto, en coordinación con autoridades de los tres órdenes de gobierno.

Las principales pistas fueron encontradas un taller de la calle Emiliano Zapata esquina con Ignacio Allende, en el barrio de la Termoeléctrica, en Vícam, Sonora, donde se arreglaban, componía, o modificaban armas de fuego.

En ese lugar se incautaron cuatro "armaduras" de madera, tres armas largas incompletas; dos armas "hechizas", ocho cañones metálicos, tres culatas de madera, 86 cartuchos y diversos casquillos, entre otros objetos.

También se logró el aseguramiento de nueve vehículos, uno de los cuales, fue utilizado para trasladar a la víctima después de ser ultimada, un Honda Accord, modelo 2006, de color blanco.

La fiscalía tardó 38 días en resolver el caso y prometió que continuará la investigación.

Comentarios