Yucatán

Ejidatarios denuncian presuntos negocios turbios del director del INAH en Yucatán

Representantes del comisariado ejidal de Chabekal, que mantienen cerrados los accesos a la zona arqueológica de Dzibilchaltún, advirtieron que no levantarán su protesta hasta que el gobierno federal les pague las 53 hectáreas que se les expropiaron para incorporarlas a esa zona arqueológica.
jueves, 8 de julio de 2021

MÉRIDA, Yuc., (apro).- Ejidatarios de Chablekal acusaron al director del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Yucatán, Eduardo López Calzada, de tener presuntos negocios turbios con particulares respecto a las 390 hectáreas colindantes con la zona arqueológica de Dzibilchaltún, en la zona norte de este municipio capital.

En conferencia de prensa, representantes del comisariado ejidal de Chabekal, quienes mantienen cerrados los accesos a Dzibilchaltún, advirtieron que no levantarán su protesta hasta que el gobierno federal les pague las 53 hectáreas que se les expropiaron para incorporarlas a esa zona arqueológica.

Acompañados por sus asesores legales, los quejosos dijeron que López Calzada, debido a los presuntos intereses personales, ha obstaculizado la solución al conflicto, por lo que reclamaron una respuesta de las autoridades centrales a su reclamo pues ya no tratarán con sus representantes en el estado.

Asimismo, exhibieron un contrato de usufructo de tierras de uso común celebrado el 22 de diciembre de 2017 para otorgar 390 hectáreas presuntamente del sitio arqueológico a los empresarios Carlos Enrique Abraham Mafud y Mauricio Montalvo Vale.

Explicaron que el documento se hizo espaldas de los ejidatarios y con aval del expresidente, exsecretario y extesorero ejidales Pedro Santana Trujeque, Candelario Aban Chin y Gilberto Chalé Aban, con aval de una supuesta asamblea efectuada el mismo día.

Dijeron que, “aunque su nombre no aparece en el contrato, seguramente, como responsable de la zona arqueológica, Eduardo López Calzada tuvo conocimiento de este compromiso de compraventa ilegal”.

A su vez, los abogados mostraron otro documento fechado el 3 de abril de 2019, según el cual López Calzada se comprometió a atender el procedimiento de expropiación concertado de 53 hectáreas de terrenos ejidales del núcleo de la zona arqueológica.

Pero ya transcurrieron dos años y los afectados no han recibido el pago de la indemnización por esa expropiación, cuyo proceso inició con el decreto del Ejecutivo federal publicado en el Diario Oficial de la Federación el 14 de abril de 1987 con las declaratorias de la Zona de Monumentos Arqueológicos de Dzibilchaltún y el Parque Nacional de Dzibilchaltún.

 

Comentarios