Sedena

Ejército desarma a policía de Rosarito para revisar "muestreo de huellas"

De los 2 mil elementos que arribaron desde ayer al estado, mil 400 forman parte de la Sedena y los 600 restantes de la Guardia Nacional. Todos fueron distribuidos entre los municipios de Rosarito, Tijuana y Ensenada. 
jueves, 26 de agosto de 2021

MEXICALI, B.C., (apro).- Ante el aumento de enfrentamientos entre diversos grupos del crimen organizado, el gobierno federal envió a la entidad 2 mil elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), y su primera acción fue desarme de la policía del municipio de Rosarito para revisar “el muestreo de huellas”.

La seguridad pública estará a cargo de la Sedena y Guardia Nacional mientras concluye la revisión.

El titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de Rosarito, Francisco Javier Arellano Ortiz, dijo que es un procedimiento normal que realiza al menos dos veces al año la autoridad federal.

Sin embargo, reconoció que “es la primera vez que se realiza el muestreo de huellas del arma de fuego (lo que se conoce como el rayado”. Y, tras aclarar que desconoce si existe alguna indagatoria en contra de algún elemento de la policía municipal, dijo que confiaba en todos los elementos.

Lo mismo manifestó la presidenta municipal de Rosarito, Aracely Brown, quien dijo que cuando asumió la alcaldía, sólo 30% de los policías contaban con “exámenes de control”, pero ahora 90% de la corporación ha pasado por dicho protocolo y –dijo-- espera que llegue a 100% cuando concluya su gestión, en octubre próximo.

Tanto la alcaldesa de Rosarito como el secretario de Seguridad Ciudadana se manifestaron abiertos a las revisiones periódicas.

Mientras se realiza la revisión de las armas, el C4 no dejará de funcionar y también continuará el personal operativo que forma parte de la policía municipal, añadió Arellano Ortiz.

“El banco de armas lo cambiamos para que cumpliera los requisitos de seguridad, y al terminar van a regresar al banco de armas. Nosotros proporcionamos las instalaciones donde hoy están trabajando los peritos. No hay problema”, añadió.

También aclaró que no hay datos sobre la posible participación de elementos en hechos delictivos, e insistió que la revisión es un procedimiento normal.

De los 2 mil elementos que arribaron desde ayer al estado, mil 400 forman parte de la Sedena y los 600 restantes de la Guardia Nacional. Todos fueron distribuidos entre los municipios de Rosarito, Tijuana y Ensenada. 

Los agentes federales patrullarán y vigilarán esos municipios donde se reportan actividades del crimen organizado, sobre todo el trasiego de estupefacientes hacia Estados Unidos, además de que se incrementaron los delitos de alto impacto, en particular los homicidios dolosos. 

Rosarito forma parte del correo del pacífico para el trasiego de droga hacia California, Estados Unidos.

En diciembre de 2019, justo en los primeros gobiernos de Morena en la entidad, arribaron 600 elementos de la Guardia Nacional para suplir las labores de inteligencia y operativas de la Guardia Estatal de Seguridad e Investigaciones (GESI), creada con los mismos efectivos de las desaparecidas Policía Ministerial y Policía Estatal, acusadas de altos niveles de corrupción y convivencia con la delincuencia organizada. Con el tiempo regresaron a la corporación federal.

 

Comentarios