SRE

Soñadoras Afganas en México aspiran a ser un símbolo de esperanza

"Estamos felices de que ahora estemos a salvo. Estábamos tan estresadas que no pudimos comer ni dormir bien durante muchos días. Nos sentábamos juntas y llorábamos pensando qué solución podíamos tener. Decidimos elegir pelear", dijo una de las jóvenes.
viernes, 27 de agosto de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Optimistas, las cuatro “Soñadoras Afganas”, integrantes del reconocido equipo de robótica que llegó a México huyendo de los talibanes, avistan su arribo al país como una nueva oportunidad para ser el símbolo de esperanza de sus compatriotas.

Las jóvenes que salieron de su país hace varios años para participar en competencias de robótica nunca pensaron que esa fama las pondría en peligro y que este 2021 serían el objetivo de los radicales. Por eso, las cuatro que pudieron salir, tras vivir angustia, llanto y desesperación, llegaron a una conclusión: “elegimos decidir pelear”.

Así lo expresaron en una entrevista con la agencia estadunidense Associated Press.

Ellas son Fatemah Qaderyan, Lida Azizi, Kawsar Roshan, Maryam Roshan y Saghar Salehi, a quienes el canciller Marcelo Ebrard les dio la bienvenida el pasado martes, y que defienden un sueño: “un mundo con igualdad de género”.

“Estamos felices de que ahora estemos a salvo. Estábamos tan estresadas que no pudimos comer ni dormir bien durante muchos días. Nos sentábamos juntas y llorábamos pensando qué solución podíamos tener. Decidimos elegir pelear”, dijo Saghar a AP.

Así, gracias a la mediación de México y algunas organizaciones internacionales, cuatro integrantes del equipo de robótica, la hermana de una de ellas y un acompañante salieron de Afganistán,

“No sólo salvaron nuestra vida, sino también nuestros sueños que buscamos se hagan realidad. En este régimen, las niñas nos vemos con dificultades, por eso agradecemos estar aquí. Nuestra historia no terminará triste por los talibanes”, señaló una de las jóvenes en conferencia de prensa, tras su llegada al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), de acuerdo con BBC Mundo.

México también recibió a otros 124 afganos entre periodistas trabajadores de The New York Times y otros medios, y sus familias, quienes  llegaron el martes al país, tras un vuelo de 12 horas que escaló en 5 países.

El gobierno mexicano les dio refugio y una visa humanitaria por 180 días que puede ser prorrogada. Además, recibirán alojamiento y alimentación gratis gracias al apoyo de varias organizaciones.

“México no está esperando que se queden ni que se vayan, sino que ellas decidan qué quieren hacer”, expresó la subsecretaria para Asuntos Multilaterales y de Derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Martha Delgado.

Explicó que, después de lograr reunificarse con sus familias que siguen en Afganistán, tendrán la opción de irse a otro país, aceptar una beca u oferta de trabajo o reunirse con otros familiares en el exterior.

Respecto a sus familiares que se quedaron en Afganistán, una de ellas llamada Saghar, de 17 años, aseguró: “Salimos con la esperanza de poder salvarlos también”. No obstante, se dijo preocupada por su situación, aunque el asilo que les brindó México les haya dado mucha alegría.

Recordó que en un viaje al exterior les ofrecieron estudiar en las universidades estadunidenses de Yale, Cornell y Harvard, por lo que espera que la oferta siga en pie.

“Ayuden a Afganistán a tener paz”, pidió Saghar al actual presidente de Estados Unidos, Joe Biden y a los gobiernos en todo el mundo para que apoyen a los afganos, principalmente a las jóvenes para que tengan una oportunidad de salvarse.

¿Quiénes son las “Soñadoras Afganas”?

Son un grupo de 20 adolescentes afganas, entre 13 y 18 años, apoyado por la empresaria y emprendedora tecnológica Roya Mahboob, directora de Digital Citizen Fund, que imparte clases de ciencia, tecnología, ingeniería, matemáticas y robótica para niñas, que tuvo como centro la provincia de Harat, al oeste de Afganistán.

El equipo alcanzó la fama en 2017 cuando Estados Unidos les negó la visa para viajar a Washington, para participar en el Campeonato Internacional de Robótica, pero gracias a la intervención del entonces presidente Donald Trump lo lograron y obtuvieron un premio especial en el concurso.

Su invento más reciente es un respirador de bajo costo para enfermos críticos de coronavirus utilizando un diseño de ingenieros del MIT de Estados Unidos y piezas de automóviles Toyota Corolla.

 

Comentarios