CDMX

No había necesidad de forcejear con la policía, pudieron llamarnos: Batres a alcaldes panistas

“Bastaba con una llamada que nos hicieran, ya sea a mí o a los propios coordinadores, para que pudieran acceder los alcaldes a la sesión del Congreso local”, dijo Batres luego de la trifulca registrada afuera del Congreso de la CDMX a donde pretendían acceder los alcaldes panistas.
lunes, 30 de agosto de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El gobierno de Claudia Sheinbaum se deslindó de los disturbios registrados esta mañana en el Congreso de la Ciudad de México en los que resultó lesionada en el rostro la alcaldesa electa de Álvaro Obregón, la panista Lía Limón.

En rueda de prensa, el secretario de Gobierno, Martí Batres Guadarrama, lamentó lo sucedido y agregó que no había necesidad de forcejear con la policía apostada afuera del recinto de Donceles a solicitud –subrayó-- de la presidenta de la Mesa Directiva, la diputada panista Ana Patricia Báez Guerrero.

“Bastaba con una llamada que nos hicieran, ya sea a mí o a los propios coordinadores, para que pudieran acceder los alcaldes a la sesión del Congreso local”, dijo el funcionario.

 

Aparte de Lía Limón, acudieron al Congreso de la CDMX los otros alcaldes electos del PAN, según ellos, con el fin de dialogar las reformas que el grupo parlamentario de Morena pretende sacar de último momento, como el control de la policía, que, a su juicio, van encaminadas a quitarles poder en sus respectivas alcaldías.

Batres Guadarrama explicó que, en efecto, el Congreso local se alista para un periodo extraordinario que, enfatizó, fue convocado con el acuerdo de todos los grupos parlamentarios.

No se trata, añadió, de una convocatoria unilateral del grupo mayoritario de Morena, tiene el aval del PRI, del PAN, del PRD, así como del PT y del PES.

Además, recordó que hubo consenso en cuanto a los temas a tratar en el extraordinario; los temas que están ahí fueron los que se consensaron entre todas las fuerzas políticas representadas en el Congreso.

En segundo lugar, dijo que hubo una solicitud de la presidenta de la Mesa Directiva, Ana Patricia Báez Guerrero –que forma parte del grupo parlamentario del PAN en el Congreso–, para pedir la presencia de la fuerza pública fuera del recinto legislativo.

El secretario de Gobierno de la CDMX indicó también que cuando ocurrieron los acontecimientos él se encontraba reunido con los coordinadores parlamentarios de los partidos PAN, PRI y PRD, los diputados Christian Von Roehrich, Tonatiuh González y Víctor Hugo Lobo, respectivamente.

Asimismo, hizo énfasis en que los alcaldes electos están citados con la jefa de Gobierno los próximos días, 2 y 3 de septiembre, por lo que “nos extraña mucho esta situación; yo los he recibido, a todos los que han querido, he recibido a alcaldes del PRI, del PAN, de otras fuerzas políticas, de todas las fuerzas políticas, en reuniones preliminares previas”.

El funcionario capitalino no pasó de largo que los alcaldes electos llegaron acompañados de un nutrido grupo de personas, cuando el objetivo era que pasaran ellos, no sus acompañantes.

“Entonces, vamos a cotejar los hechos para ver qué ha sucedido; por otra parte, exhortamos a los alcaldes a continuar el diálogo; y, por supuesto que condenamos la violencia, venga de donde venga”.

Comentarios