migrantes

INM y GN desarticulan caravana y detienen a migrantes en Mapastepec, Chiapas

Los migrantes de Haití, Guatemala, Honduras, Nicaragua, El Salvador y otros países sudamericanos, del Caribe y hasta africanos, habían caminado ya 107 kilómetros desde Tapachula hasta ese punto y esperaban en ese lugar a una segunda caravana que había partido de Tapachula el día de ayer lunes.
martes, 31 de agosto de 2021

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Tres agencias internacionales de Naciones Unidas pidieron al gobierno de México respetar los estándares internacionales en el uso de la fuerza pública para la contención de la ola migratoria en la frontera sur mexicana, donde este martes, elementos de la Guardia Nacional (GN) y del Instituto Nacional (INM) desarticularon de forma violenta una caravana de migrantes.

Este martes, mientras pernoctaban después de tres días de caminata donde recorrieron 107 kilómetros, agentes del INM y de la GN irrumpieron de forma violenta en la plaza central de Mapastepec, para perseguir y detener a los casi 500 integrantes de la caravana de migrantes que partieron el pasado sábado de Tapachula.

Correteados por las calles, sacados de las casas y hasta de la parroquia, los migrantes huían de los uniformados, pero fueron capturados la mayoría de ellos y los subieron a bordo de varios autobuses.

Los que no pudieron huir son los que llevaban niños o niñas consigo, los que habían detenido a sus parejas o bien algunas personas con discapacidad.

Los migrantes de Haití, Guatemala, Honduras, Nicaragua, El Salvador y otros países sudamericanos, del Caribe y hasta africanos, habían caminado ya 107 kilómetros desde Tapachula hasta ese punto y esperaban en ese lugar a una segunda caravana que había partido de Tapachula el día de ayer lunes.

Los migrantes exigen adentrarse al territorio nacional en protesta porque les han dilatado sus recursos de refugio y asilo en México.

Hoy, a Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) se pronunciaron en contra del uso excesivo de la fuerza pública.

Señalaron que el incremento de elementos del Instituto Nacional de Migración (INM) y la Guardia Nacional a lo largo de la frontera sur de México con el objetivo de realizar tareas de verificación y control migratorio debe respetar los derechos humanos de las personas migrantes y solicitantes de asilo, apuntaron las agencias de la ONU.

Indicaron que la continuación de los operativos por parte del INM y la Guardia Nacional hacen necesario un llamado a la implementación de medidas inmediatas de prevención, de no repetición y rendición de cuentas, y a avanzar con la investigación de los casos de violaciones de uso de la fuerza y sancionar a quienes resulten responsables.

Señalaron que en toda investigación se deben tomar en cuenta los informes sobre uso de la fuerza, los protocolos de actuación, la cadena de mando y las órdenes operativas bajo las cuales desplegaron a sus elementos, y deben incorporar la perspectiva de género.

“Para ACNUR, OIM y ONU-DH resultan profundamente preocupantes las imágenes mostradas en los videos difundidos en medios de comunicación el pasado 28 de agosto que muestran a elementos del INM haciendo un uso de la fuerza en contra de personas migrantes, refugiadas y solicitantes de asilo – incluyendo niñas y niños –, contrario a los estándares internacionales en la materia, en presencia de elementos de la Guardia Nacional”, dijeron los organismos en un comunicado conjunto.

 

Comentarios