Tamaulipas

Consideran insuficientes exhumaciones en fosas comunes de Reynosa

El activista Geovanny Barrios, de Justicia Tamaulipas, señaló que los familiares vieron que en algunas fosas los cuerpos yacían en desorden, como si hubieran sido arrojados con descuido.
miércoles, 4 de agosto de 2021

REYNOSA, Tamps. (apro).- Las exhumaciones encabezadas por la Fiscalía General del Estado en el panteón municipal de esta ciudad fueron insuficientes, pues si bien fueron extraídos de tres fosas unos 23 cuerpos que serán analizados para su identificación, aún quedan restos en otras dos que no fueron exploradas, afirmó el activista Geovanny Barrios, de Justicia Tamaulipas.

De acuerdo al reporte que proporcionaron a los familiares, al terminar las diligencias efectuadas en el Cementerio del Sagrado Corazón, durante las dos semanas de la primera quincena de julio, únicamente en un área denominada Polígono 3, fueron encontrados, en la fosa 1, con una excavación de 1.33, 10 cuerpos; en la fosa 2, a 1. 35 metros, 12 cuerpos; y en la 3, a 1.46 metros, un cadáver.

Barrios mencionó que esta diligencia, efectuada en respuesta a la recomendación 22/2020 emitida por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, para buscar centroamericanos desaparecidos una década antes, no dejaron satisfechos a los familiares presentes, pues quedaron por lo menos dos áreas que los especialistas forenses no descubrieron para verificar la existencia de los demás cadáveres.

“No fue suficiente, porque debieron exhumar todos los cuerpos para identificar y hacer las demás excavaciones en los otros puntos que tenían determinados. Son cinco puntos, pero tenían autorizado excavar solamente donde nos dijeron”, dijo en entrevista.

Señaló que, además de los restos extraídos, la Fiscalía de Justicia de Tamaulipas, que encabezaron los trabajos de recuperación dijeron desconocer cuántos cadáveres había sepultados ahí, pues en el pasado, antes de que se ordenara protocolariamente el muestreo de ADN, antes de la inhumación, los cuerpos eran arrojados sin identificación.

El único dato que han revelado, hasta ahora es que hay en Tamaulipas mil 600 cuerpos recuperados que no están identificados, dijo el presidente del organismo no gubernamental.

Los cadáveres que desenterraron en el panteón de esta ciudad fueron trasladados al Centro de resguardo de Cadáveres, en el municipio fronterizo de Miguel Alemán, donde los especialistas del Servicio Médico Forense del estado demorarán entre tres y seis meses para hacer positiva la identificación de todos.

Barrios Moreno dijo que en esta ocasión las autoridades finalmente permitieron que los familiares estuvieran presentes en las exhumaciones, por lo que pudieron hasta hacer sugerencias sobre la forma en que eran extraídos los despojos humanos.

Señaló que los familiares vieron que en algunas fosas los cuerpos yacían en desorden, como si hubieran sido arrojados con descuido, cuando, lo común, es que sean alineados, antes de ser cubiertos de tierra. Esta irregularidad los mueve a suponer que ahí era una fosa clandestina donde eran sepultados cuerpos de personas asesinadas.

“En algunos puntos los cuerpos estaban apuntando hacia lados diferentes. Vimos un cuerpo que traía un mecate que le ataba los pies y dejó la sensación de que esa no era una fosa común, sino clandestina, aunque, desafortunadamente no se puede asegurar eso, pues también puede ser que las autoridades que sepultaron los cadáveres simplemente hayan incumplido con la forma de acomodar los cuerpos”, expuso.

La Fiscalía dijo que para cada cuerpo localizado debiera corresponder una carpeta de investigación ya abierta, por lo que es posible que puedan identificarse todos, aunque la labor es ardua y demanda voluntad política del Gobierno de Tamaulipas, concluyó Barrios.

Comentarios