Radiocomunicación

Privados podrán modernizar la red de radiocomunicación de seguridad pública

El pasado 15 de julio se aprobaron los lineamientos que tienen que seguir las instituciones de seguridad pública para la conformación, desarrollo, modernización y actualización, luego del decreto del 30 de noviembre de 2020 para ponerle fin a la antigua red, creada en 1998.
miércoles, 4 de agosto de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Por 20 años la compañía francesa Airbus mantuvo el monopolio de la Red Nacional de Radiocomunicación, conocida como Red Iris, columna vertebral de las comunicaciones de seguridad a nivel nacional. Pero finalmente, el gobierno federal publicó los lineamientos para las especificaciones técnicas y las licitaciones públicas de la adquisición de equipos para misiones críticas y las compañías del sector ven con optimismo la apertura del mercado.

El pasado 15 de julio, la Comisión de la Red Integrada Nacional de Radiocomunicación (RINR), a cargo de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), cuya presidenta es Rosa Icela Rodríguez, aprobó los lineamientos que tienen que seguir las instituciones de seguridad pública para la conformación, desarrollo, modernización y actualización de la RINR, luego del decreto del 30 de noviembre de 2020 para ponerle fin a la antigua red, creada en 1998, que utiliza tecnología Tetrapol de Airbus SLC.

Dicho decreto busca garantizar la intercomunicación para fines de seguridad pública, entre la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, la Secretaría de la Defensa Nacional, la Secretaría de Marina y la Guardia Nacional, con el objeto de homologar los protocolos de actuación y promover el intercambio de información, así como compartir la infraestructura en materia de radiocomunicación.

De acuerdo con el protocolo que tendrán que seguir las dependencias federales, entidades federativas y empresas productivas del Estado, que utilicen la infraestructura de redes de radiocomunicaciones de misión crítica, deberán utilizar estándares abiertos de radiocomunicaciones, tales como TETRA y P25, que garanticen la disponibilidad, integridad, confidencialidad e interoperabilidad de las comunicaciones para los usuarios de la RINR.

Las instituciones deberán garantizar que sus redes e infraestructura de radiocomunicación cumpla con las condiciones esenciales de una red de seguridad pública: que sean de misión crítica, digital, troncalizada, comunicaciones cifradas de extremo a extremo y hacer un uso eficiente del espectro radioeléctrico.

Mientras que, para los procesos de adquisición de la infraestructura, los equipos y servicios, se prohíbe las adjudicaciones directas injustificadas y se establece que debe garantizarse la participación de múltiples fabricantes y proveedores, a fin de propiciar mejores condiciones de competencia que garanticen precios competitivos y las mejores condiciones para el Estado. Por lo que se esperan múltiples licitaciones públicas para las 32 entidades federativas e instituciones encargadas de la seguridad.

“El sistema anterior es un sistema cerrado, con una tecnología propietaria de un solo fabricante a nivel internacional. No existía en el mundo ninguna compañía que podía prestar ese servicio, ni vender los radios, ni las antenas, ni nada por el estilo. En ese sentido, durante los últimos 20 años se dieron adjudicaciones directas”, lamenta en entrevista David Ludueña, director de sistemas de Radiocomunicación y Misión Crítica para Teltronic.

Este monopolio resultó sumamente costoso para el Estado, se estiman más de 10 mil millones de pesos para mantenerlo, de acuerdo con información de la propia compañía Airbus.

“En los lineamientos se señalan dos estándares de radiocomunicaciones, el estándar Tetra y el estándar P25, por lo tanto, dentro de esos estándares, existirán en el mundo unas 30 compañías que podrían brindar esos equipos, que podrían participar en esas licitaciones, y que podrían brindarle a la república mexicana la mejor tecnología que puede existir al día de hoy”, dijo Ludueña.

Comentarios