Palacio Nacional

Sedena cancela licitación para instalar sistema antidrones en Palacio Nacional

La Sedena canceló la licitación pública para la compra e instalación de un sistema antidrones en Palacio Nacional, donde viven el presidente y su familia.
miércoles, 4 de agosto de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) canceló la licitación pública electrónica para la adquisición de un sistema antidrones que debería reforzar la seguridad en las inmediaciones de Palacio Nacional, en donde habita el presidente Andrés Manuel López Obrador con su familia.

La compra se realizaría a pesar de que Presidencia posee equipos inhibidores de drones, los cuales han sido empleados en las manifestaciones del 8M, efectuadas el pasado mes de marzo por miles de mujeres.

Incluso, los portadores de los artefactos fueron confundidos con francotiradores que se encontraban sobre el techo de Palacio nacional.

Incluso, el coordinador de Comunicación Social de la Presidencia, Jesús Ramírez Cuevas, aclaró entonces que se trató de personal de resguardo que usó un inhibidor de drones tipo Hikvision para evitar vuelos sobre Palacio por ser un área reservada por seguridad, y en sus redes sociales publicó fotografías de ellos.

Los drones son aparatos aéreos no tripulados que se conducen de manera remota a través de sistemas de radiocomunicación. En su modalidad para hacer daño pueden transportar armas y explosivos o funcionar como herramientas de espionaje y vigilancia.

Este miércoles, la Sedena, canceló la compra de más drones inhibidores, debido a que la tarjeta de requerimientos y la convocatoria se contraponen en los criterios de evaluación (por puntos y porcentajes y mecanismo binario

De acuerdo con la licitación, la Sedena buscaba un sistema anti drones tipo Jammer, el cual tendría la capacidad de inhibir frecuencias como wifi, Bluetooth y de radiocontrol de drones comerciales con un rango para neutralizar señales de hasta un kilómetro.

Además, contaría con un centro de mando y control, y una torre estructural que serían instalados en la sede del Ejecutivo federal.

La dependencia consideró que, de continuar con el procedimiento iniciado el 22 de julio, en el que participaron siete empresas, las cuales presentaron propuestas con un costo de entre 4 y 8 millones de pesos, se podría haber ocasionado un daño o perjuicio a la dependencia.

La Dirección General de Administración señala que se realizó una minuciosa revisión a la documentación soporte de la que se desprende que la tarjeta de requerimientos y la convocatoria se contrapone en los criterios de evaluación, por puntos y porcentajes y mecanismo binario.

La compañía con el ofrecimiento más bajo fue Fbc Datec S.A. de C.V., con 4 millones 582 mil pesos; mientras que la más alta la realizó Dg Telecomunicaciones S.A. de C.V., con 8 millones 434 mil 650 pesos.

Este bloqueador emite ondas radioeléctricas que bloquean los sistemas de comunicación de los drones, y los vuelve sordos a las órdenes de su controlador.

También se había dado a conocer que su uso afectaría también a otros equipos de comunicación hasta 1 kilómetro a la redonda, como las conexiones a internet WiFi y los sistemas GPS y Bluetooth de los teléfonos de los ciudadanos durante una manifestación de protesta, por ejemplo.

El centro de control del sistema antidrones sería instalado en un espacio de 15 metros cuadrados en la planta baja de Palacio Nacional, a unos 20 metros de la fuente de energía principal del edificio.

La torre estructural del sistema, desde la cual se emitirán las ondas radioeléctricas, será instalada en la azotea del Palacio, a unos 35 metros de altura, y requerirá de un cableado de 120 metros lineales para conectarse con el centro de comando de la planta baja.

Comentarios