NL

Tercera ola de covid-19 le llegó "hasta el cuello" a Nuevo León: Manuel de la O Cavazos

De la O señaló que por ahora están canceladas las celebraciones del tradicional grito del 15 de Septiembre, así como las ceremonias de toma de protesta, programadas el 30 de septiembre para los alcaldes y el 3 de octubre para el gobernador.
jueves, 5 de agosto de 2021

MONTERREY, N. L. (apro).- Ante el desbordado incremento de casos de covid-19, el secretario de Salud estatal, Manuel de la O Cavazos, informó que las restricciones volverán a la entidad la siguiente semana.

Y dio el próximo fin de semana de gracia a los empresarios para que “preparen” sus cierres.

Por su parte, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón hizo un llamado a la Federación para que auxilie a Nuevo León, debido a que las finanzas estatales no cuentan con recursos para hacer frente a la tercera ola de covid-19.

“Ya no tenemos ni un peso para invertir en este tema, creo que todos los gobernadores están igual o todos los gobiernos estamos igual”, manifestó durante la reunión virtual de gobernadores con la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

De la O Cavazos, vocero del coronavirus en la entidad y quien anteriormente ordenaba cierres inmediatos, dijo hoy, por ejemplo, que los estadios de futbol locales bajarán sus cupos de 50% a 30%, pero luego de que el Estadio Universitario Tigres reciba al Santos, en jornada sabatina.

En la conferencia de prensa virtual de cada jueves, en la que se lee el semáforo de covid-19 en la entidad, sostuvo que “acordó” con los propietarios de los establecimientos concederles “un tiempo para prepararse”.

“No podemos decir: estas son las restricciones, cúmplanlas inmediatamente. Si les damos un tiempo, dos tres días de aquí al lunes, tienen viernes, sábado y domingo y ellos se preparan, cosa que al Sistema de Salud nos pareció correcto”.

Al anunciar hoy una cifra inédita de mil 629 nuevos contagios, con 314 intubados y 38 defunciones, aseguró que la tercera ola de la enfermedad viral le llegó “hasta el cuello” a Nuevo León, que actualmente se encuentra en color naranja y el lunes pasará a rojo en el semáforo federal.

De los 10 indicadores epidemiológicos, el estado presentó cinco en rojo, dos en verde y dos en anaranjado.

De la O señaló que por ahora están canceladas las celebraciones del tradicional grito del 15 de Septiembre, así como las ceremonias de toma de protesta, programadas el 30 de septiembre para los alcaldes y el 3 de octubre para el gobernador.

Quedan prohibidas a partir del lunes las kermeses, fiestas patronales, cursos de verano, conciertos y festivales de música, bares y cantinas, antros y centros de baile, rentas de quintas, billares, albercas públicas, graduaciones, parques turísticos, juegos mecánicos y boliches.

Las clases presenciales estarán a un 30% así como el aforo a los estadios para espectáculos deportivos, mientras el resto de establecimientos estarán al 50%, como centros comerciales, parques públicos, mercados de abastos, hoteles, tortillerías, zapaterías, farmacias, guarderías, estancias infantiles, ligas deportivas, tiendas de abarrotes y de conveniencia, con restricciones especiales para embarazadas.

La población meta a vacunar en la entidad es de 3 millones 927 mil 676 personas, y hasta ahora han recibido el esquema completo un millón 170 mil 436, cifra equivalente a 33% de la población. 

En la reunión que sostuvo con la secretaria de Gobernación, Rodríguez Calderón se mostró preocupado por la situación que prevalece en la entidad, porque hay tres hospitales que fueron construidos para que en ellos operaran militares, pero éstos ya se retiraron.

“Que el Ejército vuelva a tomar la responsabilidad de los tres hospitales que construimos precisamente para ello, porque nosotros no tenemos los recursos para contratar más doctores, más enfermeras y comprar los insumos que estos tres hospitales necesitan. Ya retiraron su personal, ya no están ahí, ya no hay insumos para estos hospitales ¿y entonces cómo los abrimos? Urge tener una decisión sobre eso”, soltó el mandatario nuevoleonés.

Actualmente hay un déficit de 600 médicos para que atiendan a mil 434 hospitalizados en la entidad.

 

Comentarios