Migración humana

Las siete causas estructurales que provocan la migración, según los jesuitas

En El Salvador los niveles de corrupción se concentran en los gobiernos locales; en Honduras se concentran en el gobierno central; mientras que en Guatemala la corrupción está en todos los organismos del Estado, tanto a nivel central como local.   
martes, 14 de septiembre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).—La alarmante migración de los centroamericanos hacia México y Estados Unidos es provocada por los altos niveles de pobreza, violencia, narcotráfico, militarización y corrupción en sus países de origen, asegura la Compañía de Jesús, en su informe titulado México y Centroamérica ante las migraciones forzadas.

De 14 páginas y dado a conocer ayer lunes, el informe señala que Guatemala, El Salvador y Honduras –de donde salen la mayor parte de los migrantes—son países con sistemas políticos fracasados que logran sostenerse económicamente gracias a las remesas que están enviando los migrantes a sus familias.

El análisis indica que son siete las principales causas estructurales que provocan la migración: la desigualdad de oportunidades para un pleno desarrollo humano, la desilusión hacia los procesos democráticos, la deficiencia de los sistemas de protección social, la inseguridad, la militarización, la influencia del narcotráfico y la sistemática violación de los derechos humanos que se vive en esos países.

En su informe, los jesuitas también hacen énfasis en los altos niveles de corrupción en esos tres países centroamericanos. Y detallan:

En El Salvador los niveles de corrupción se concentran en los gobiernos locales; en Honduras se concentran en el gobierno central; mientras que en Guatemala la corrupción está en todos los organismos del Estado, tanto a nivel central como local.   

Dice el informe:

“La debilidad institucional de los Estados centrales, subcentrales y locales o municipales ha sido ha sido utilizada por las élites nacionales para sacar ventajas en sus intereses económicos, siendo beneficiados por las prácticas de corrupción y la impunidad que laceran la vida social, sin entender que el desamor a su nación hace insostenibles sus negocios a largo plazo”.

La desigualdad surgida por este modelo económico excluyente –prosigue el informe--, ha sembrado un fuerte enojo y frustración social que está siendo aprovechado por los grupos criminales para incorporar a los jóvenes a sus filas, lo mismo que a personas migrantes.

Por si fuera poco, en esos Estados “se tienen bajos niveles de inversión pública y privada, baja recaudación tributaria y la prevalencia de privilegios fiscales”, lo cual debilita mucho sus economías.

En suma, señala el informe, el modelo económico centroamericano genera pobreza, violencia, desigualdad social e incluso degradación ambiental, por lo que sus poblaciones están optando por migrar hacia lugares donde puedan tener mayor seguridad e ingresos económicos para llevar una vida digna.

La mayoría de los migrantes opta por Estados Unidos, porque ahí tienen mayores oportunidades laborales y además algunos de sus familiares ya residen en ese país, al que tienen que llegar pasando por México.

La Compañía de Jesús –congregación católica que lleva varios años trabajando con migrantes—elaboró su informe México y Centroamérica ante las migraciones forzadas, principalmente en base a foros realizados con distintos especialistas, quienes han trabajado el fenómeno migratorio en la región. 

Comentarios