Claudia Sheinbaum

Sheinbaum sobre CubaGate: "Absolutamente nada que esconder" en la contratación de médicos cubanos

“Fueron distintos profesionales de la salud que vinieron a México a apoyar, fueron dos periodos en donde estuvieron tanto en la… principalmente en la Ciudad de México, aunque también en otras entidades”, dijo la jefa de gobierno.
lunes, 20 de septiembre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, señaló que en el servicio de ayuda por parte de médicos cubanos en hospitales de la Ciudad de México, para atender a pacientes con covid-19 en 2020, “no hay absolutamente nada que esconder”.  

Así respondió en conferencia a la acusación --bautizada como “CubaGate”-- que hizo el coordinador del Partido Acción Nacional (PAN) en el Senado, Julen Remetería, en la que señaló al presidente Andrés Manuel López Obrador y a Sheinbaum Pardo de orquestar un fraude por más de 255.8 millones de pesos en la contratación de “falsos médicos” cubanos.

“No hay absolutamente nada que esconder. Es esta… pues no sé, esta búsqueda de encontrar o de buscar en donde no hay absolutamente nada”, agregó la mandataria capitalina y aprovechó para lanzarse contra la oposición: 

“Es este vínculo que ellos tienen con la derecha, más derecha de la derecha, de la derecha, y están buscando que haya algún tema con relación a esta solidaridad que recibimos por parte de los médicos cubanos”.

Sheinbaum Pardo aclaró: “Por supuesto que se les pagó, no fue gratuita esta solidaridad, se les pagó a los médicos –igual que se les paga a los médicos mexicanos– y se hizo un convenio totalmente oficial, establecido claramente. Y por supuesto está la información disponible”.

La morenista aseguró que en ese tema “siempre fuimos transparentes”, y se siguió de largo con la explicación: “Fueron distintos profesionales de la salud que vinieron a México a apoyar, fueron dos periodos en donde estuvieron tanto en la… principalmente en la Ciudad de México, aunque también en otras entidades”.

Y, como lo hizo cuando fue cuestionada, el año pasado, por la contratación de los médicos isleños, agregó: “Al revés, nuestro agradecimiento a todos aquellos que ayudaron a salvar vidas en los momentos más difíciles de la pandemia”.

Sedesa aclara

Más tarde, la Secretaría de Salud (Sedesa) del gobierno capitalino informó que con el apoyo del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) “desarrolló un conjunto de acciones para fortalecer la capacidad de respuesta de los servicios médicos para combatir la pandemia del SARS-CoV-2 (covid-19), con especial énfasis en equipo para ventilación mecánica e incorporación de recursos humanos”.

En una tarjeta informativa añadió que el Acuerdo de Cooperación con el Ministerio de Salud de Cuba, suscrito en 2020, tuvo como objetivo “la cooperación técnica, científica y académica en materia de salud y prevención, para fortalecer la estrategia mexicana, ante la situación de emergencia sanitaria, para combatir la enfermedad”.

Dicho acuerdo incluyó “asesoramiento, organización y administración de los sistemas de salud, capacitación para clasificar los casos y atención al paciente por profesionales sanitarios, en las regiones y unidades médicas de salud que determinó la Sedesa”.

Así, continuó, desde el 27 de abril se incorporaron 585 cooperantes, “todos profesionales de la salud acreditados por el Ministerio de Salud de Cuba, con perfiles en epidemiología, medicina general integral, medicina crítica, biomedicina, enfermería general y enfermería especializada, ubicados en hospitales Covid, sobre la base de las prioridades y necesidades establecidas por esta Secretaría”.

La dependencia dirigida por Oliva López subrayó: “Los expedientes del personal que participó en la cooperación internacional, que acreditan su asignación a las unidades de salud, sus actividades y los informes de trabajo, están debidamente integrados, bajo resguardo de la Sedesa y amparados por la Ley de Protección de Datos Personales”.

De paso, explicó que los profesionales de la salud contratados “apoyaron en las actividades de atención a la pandemia, según los procedimientos, protocolos y disposiciones jurídicas aplicables en las unidades médicas donde realizaron las actividades de cooperación, siempre bajo el mando y supervisión de las autoridades de las unidades hospitalarias”. 

Incluso dijo que participaron en el “desarrollo de actividades técnicas, científicas y académicas del área de la salud, cumpliendo jornadas de trabajo de 40 horas semanales”.

 

Comentarios