La Luz del Mundo

Naasón Joaquín García, un criminal que debe pagar por todo el daño que ha hecho: Sochil Martin

La primera mujer que se atrevió a denunciar al líder de La Luz del Mundo habló en entrevista con la agencia EFE sobre el religioso que comenzará a ser juzgado en EU en mayo de 2022.
martes, 28 de septiembre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro). – En una audiencia preliminar del juicio contra el exlíder de La Luz del Mundo, Naasón Joaquín García, la primera mujer que se atrevió a denunciarlo, Sochil Martin, no dudó en calificarlo como un “criminal” que debe pagar por todo el daño que ha hecho”.

Naasón Joaquín García está acusado de abuso sexual, violación y pornografía infantil. Su juicio debió comenzar el pasado lunes en California, pero en la audiencia preliminar sus abogados lograron posponerlo hasta el 9 de mayo de 2022.

Entrevistada por la agencia española EFE, Martin contó cómo empezó su historia con Naasón, a quien vio como un “gran apóstol de Dios”.

Relató que lo obedecía “ciegamente”, al punto de que fue su asistente en la Iglesia de la Luz del Mundo, de la que ella fue integrante durante 30 años. Sin embargo, la imagen que tenía del religioso se desvaneció cuando comprendió lo que estaba pasando.

Después de cinco años de no verlo personalmente, Martin pudo encontrarse en la citada audiencia con quien, según su denuncia, fue su “líder espiritual, jefe y abusador”. Y lo que observó ahora fue a “un criminal, un hombre nada, un niño quebrado, un niño que, en su momento, también fue abusado, que se crió en una institución terrible”, comentó compasiva.

Pero luego rectificó: “Tomó decisiones incorrectas y no paró el ciclo de abuso de su papá, a quien sucedió en el liderazgo de la Iglesia”. Del mismo modo sucede en las familias, dijo, pues ella pertenece a la cuarta generación de miembros de su familia integrantes de La Luz del Mundo, quienes los comienzan a adoctrinar desde pequeños.

“Desde muy chiquitos te enseñan, te leen textos de la Biblia, y te hacen creer que lo que estás haciendo no es nada malo, que es una corona en el cielo”, indicó en la demanda presentada en Los Ángeles, donde acusó a otros líderes de obligarla a reclutar a jóvenes para que atendieran los deseos del líder en la Iglesia.

Los abusos “en todos los aspectos” de parte de Naasón contra Martin, quien ahora tiene 34 años, comenzaron cuando ella tenía 16. El último que recuerda data de 2016, cuando fue a despedirse de él porque se iba de viaje y ella le quiso decir que lo extrañaría, lo que detonó la agresión sexual.

“Me dijo: ‘compruébame cuánto me vas a extrañar’. En ese momento me volteó y abusó de mi persona”, relató.

En ese año ella estaba casada con un miembro de la Iglesia y tenía una niña pequeña. Cuando le preguntaron por qué permitía ese tipo de abuso, argumentó que en ese momento era una persona “muy quebrada” emocionalmente. “Yo no sabía que lo que me pasaba era un abuso, y suena ilógico, o tal vez como tonto, pero yo no sabía”, sostuvo.

Justificó que esa confusión era común en muchos miembros de la Iglesia porque, para ellos, el abuso estaba bien porque era para el “siervo de Dios”.

Mientras California acusa al líder religioso de 19 delitos, sus feligreses, que tienen presencia en 60 países, creen que es inocente.

Para Martin, la insistencia sobre la inocencia del líder tiene motivos económicos. “La Iglesia, para ellos, es su banco, los ayuda. No están ahí ni por Naasón ni por la Iglesia. Están ahí por mantener vivo el negocio”, afirmó.

Naasón Joaquín García fue detenido en Los Ángeles, California, el 4 de junio de 2019, tras su arribo al Aeropuerto Internacional, acusado de 36 cargos de abuso sexual, violación y pornografía infantil. Actualmente está preso.

Comentarios