Tamaulipas

Hallan "zonas de exterminio" en Nuevo Laredo

La CNB solicitó a la Fiscalía General del Estado de Tamaulipas “que vincule carpetas de investigación de todos los casos de desapariciones de personas".
miércoles, 29 de septiembre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Ante el hallazgo de fosas clandestinas y “zonas de exterminio” en inmediaciones de Nuevo Laredo, la Comisión Nacional de Búsqueda (CNB) admitió que el sitio pudo ser destino de algunas de las decenas de personas reportadas como desaparecidas en el Kilómetro 26 de la carretera federal Monterrey-Nuevo Laredo.     
    
En un comunicado, el organismo adscrito a la Secretaría de Gobernación consideró que estos espacios “deben analizarse de manera contextual” y considerarse “como una hipótesis de búsqueda de identificación humana de todas las personas que podrían encontrarse relacionadas con los diferentes contextos”, entre ellas las personas desaparecidas cerca del Km 26, así como en zonas aledañas.
    
La CNB solicitó a la Fiscalía General del Estado de Tamaulipas “que vincule carpetas de investigación de todos los casos de desapariciones de personas en ese contexto, y que se vinculen además por el proceso correspondiente las de Nuevo León y todas aquellas que pudieran estar relacionadas con ese hallazgo”, petición que también se hizo a la Fiscalía General del Estado de Nuevo León. 

De acuerdo con la CNB, dichas solicitudes se hicieron “para garantizar los derechos de todas las personas dentro de la carpeta de investigación abierta en relación con el referido hallazgo, incluyendo el procesamiento del sitio, y para garantizar también el derecho de toda persona a ser buscada”.  
    
El organismo informó que solicitó a las autoridades garantizar la presencia de familiares de las personas desaparecidas “que deseen asistir para observar los trabajos periciales, tomando en consideración las medidas de seguridad necesarias”, en tanto que sugirió a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) que “acompañe y observe la construcción de una planeación para que el derecho a la participación igualitaria sea garantizada”.  

Al puntualizar que “deben continuarse las búsquedas en vida”, el organismo explicó que ante las denuncias de las desapariciones en el Km 26, la CNB ha llevado a cabo reuniones con autoridades federales y estatales de Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila, así como con los familiares de las personas desaparecidas.   

Recordó que hace unas semanas, en un operativo en el que participaron la Comisión Estatal de Búsqueda, la FGE de Tamaulipas, la CNB y un familiar, se localizó el sitio, mismo que fue asegurado por la FGE, “se recuperaron restos humanos calcinados a nivel de superficie, un posible crematorio clandestino y la presencia de posibles fosas clandestinas”, lo que derivó en el inicio de una carpeta de investigación.

La CNB informó que, por tratarse de una zona insegura, “la prospección completa en el terreno y el procesamiento se continuó a partir del 27 de septiembre, con las autoridades señaladas, fuerzas de seguridad federales y familiares”. 
    
Añadió: “Las características del lugar permiten inferir que es un sitio de exterminio que ha sido utilizado desde hace años y hasta fechas muy recientes, lo cual tendrá que ser confirmado pericialmente”, siendo el primero en su tipo en Nuevo Laredo.
    
Sobre este hallazgo, el presidente del Comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo, Raymundo Ramos Vázquez,  alertó que desde que se conoció la existencia del espacio en el que se localizaron miles de restos óseos, familiares de personas desaparecidas se han acercado a las Fiscalías estatales y a las oficinas de la Fiscalía General de la República en busca de información, por lo que el defensor llamó a las autoridades federales y estatales para que “abran un espacio de comunicación” y den a conocer los resultados de las diligencias, “sin que se comprometa la carpeta de investigación que estén trabajando”.
    
Ramos Vázquez comentó que “hay familias angustiadas y afectadas emocionalmente por esta falta de información oficial y que se siguen enterando por la prensa nacional”.

El defensor recordó que en la entidad hay un registro oficial de 11 mil 646 personas desaparecidas, aunque “se estima que en la realidad sean más de 30 mil víctimas en las últimas dos décadas, pues muchas familias no presentan denuncias formales ante el Ministerio Público por miedo a enfrentar represalias”. 

Destacó que en octubre de 2020 “se localizaron cientos de fragmentos de restos calcinados en un predio ubicado a pocos metros de la Ciudad Deportiva de Nuevo Laredo, durante una diligencia realizada por la Fiscalía Especializada en Delitos de Desaparición Forzada, y hasta el momento la FGR ha guardado silencio sobre el resultado de los exámenes forenses”. 

El defensor reprochó que en Tamaulipas “las autoridades no tienen el menor interés en buscar a las personas desaparecidas inmediatamente después de recibir las denuncias, esperan a que pase un tiempo para que las familias desistan o terminen encontrando predios clandestinos con restos humanos, como sucedió esta semana”. 

 

Comentarios