ONU

La ONU urge a México y países de América abstenerse de expulsar a migrantes haitianos

En una declaración conjunta emitida en Ginebra, agencias de la ONU --la ACNUR, OIM, Unicef y la ACNUDH-- alientan a los países de las Américas a participar en un enfoque regional integral para garantizar la protección de los hombres, mujeres y niños haitianos que se desplazan por la región. 
jueves, 30 de septiembre de 2021

GINEBRA (apro).- Agencias de la ONU urgen a los países de las Américas, incluyendo México, se abstengan de expulsar a los migrantes haitianos sin una evaluación adecuada de sus necesidades de protección individual, piden defender los derechos humanos fundamentales de los haitianos en movimiento y llaman a ofrecer mecanismos de protección u otros arreglos legales de estadía para un acceso más efectivo a las rutas migratorias regulares.

En una declaración conjunta emitida en Ginebra, la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y la Oficina de Derechos Humanos de la ONU (ACNUDH) alientan a los países de las Américas a participar en un enfoque regional integral para garantizar la protección de los hombres, mujeres y niños haitianos que se desplazan por la región. 

La ONU advierte que “el derecho internacional prohíbe las expulsiones colectivas y requiere que cada caso sea examinado individualmente para identificar las necesidades de protección bajo el derecho internacional de derechos humanos y refugiados’’.

A pesar de que la ONU está proporcionando asistencia básica a los haitianos en varios puntos en ruta y en Haití, “es necesario hacer más para abordar sus profundas vulnerabilidades”.

La compleja situación social, económica, humanitaria y política, y las diversas catástrofes que afectan a Haití, algunas de las cuales están vinculadas a los impactos del cambio climático y la degradación ambiental, han provocado diferentes movimientos de población del país caribeño en la última década.

Los haitianos en movimiento son personas con diferentes necesidades de protección, perfiles y motivaciones, incluidos niños no acompañados y separados, víctimas de trata y sobrevivientes de violencia de género. 

“Algunos pueden tener motivos fundados para solicitar protección internacional para refugiados. Otros pueden tener otras necesidades de protección”, remarca la declaración.

“El discurso público discriminatorio que presenta la movilidad humana como un problema corre el riesgo de contribuir al racismo y la xenofobia y debe evitarse y condenarse”, afirma.

Haití sigue enfrentándose a una escalada de violencia e inseguridad, con al menos 19 mil personas desplazadas internamente en la capital, Puerto Príncipe, solo en el verano de 2021. 

Más del 20 por ciento de las niñas y los niños han sido víctimas de violencia sexual. Además, casi el 24% de la población, incluido el 12.9% que son niños, vive por debajo del umbral de pobreza extrema de 1.23 dólares EE.UU. al día. 

Por otra parte, unos 4.4 millones de personas, o casi el 46% de la población, se enfrentan a una inseguridad alimentaria aguda, incluidos 1.2 millones de personas que se encuentran en niveles de emergencia y 3.2 millones de personas en niveles de crisis. Se estima que 217 mil niños padecen desnutrición aguda de moderada a grave.

Esta situación está destinada a empeorar como resultado del terremoto del 14 de agosto que agotó la capacidad para recibir a los haitianos que regresan. 

“Las condiciones en Haití siguen siendo espantosas y no conducen a retornos forzosos”, remató la ONU.

 

Comentarios