Estela de Luz

"Arbitrariedad" la Estela de luz, reviran a Calderón tras criticar remoción de estatua de Colón

A través de Twitter, Calderón calificó como una “arbitrariedad” no consultar a los ciudadanos sobre quitar monumentos y otros elementos arquitectónicos y artísticos, en referencia a la remoción de la estatua de Colón en la glorita del mismo nombre ubicada sobre Paseo de la Reforma.
lunes, 6 de septiembre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro). – Al expresidente Felipe Calderón le llovieron críticas en redes sociales, luego de que criticó la reubicación de los monumentos históricos en la Ciudad de México, sin consulta previa, porque durante su sexenio, él tampoco lo hizo con la Estela de Luz que costó mil 304.9 millones de pesos, y estuvo en litigio por trabajadores y constructores.

Para Calderón es una “arbitrariedad” no consultar a los ciudadanos sobre quitar monumentos y otros elementos arquitectónicos y artísticos, escribió en Twitter.

Manuel Clouthier, quien fue legislador y fue miembro del llamado Grupo San Ángel (1994), --hijo de Manuel J. Clouthier “Maquío”, le escribió: “¡Ponerlos también, como Estela de Luz y de corrupción!”

A Clouthier, José le hizo una extraña pregunta sobre si lo que decía era que quitaban la estatua de Cristóbal Colón porque Calderón mandó a hacer la Estela de Luz y luego lo insultó llamándolo “foca aplaudidora de su hermana”, Tatiana Clouthier, la actual secretaria de Economía. Fabrizio Gonzales especuló: “suena que ya le llegaron al precio. Los demás desviaron el tema hacia el gobierno actual.

De inmediato, le reviraron: “Qué injusto, deberían consultarnos sobre desaparecer la Estela de Luz”, escribió Jorge; Ibam siguió: “¡Y la barda de la refinería en Tula!” y Adolfo remató: “Ese es monumento, ¡pero a la inmoralidad!”.

Roberto consideró que Calderón tuvo la oportunidad de “dejar como Porfirio Díaz en los 100 años de la Independencia, un gran símbolo representativo para los mexicanos: El Palacio de Bellas Artes, pero con mucha pena y lástima, dejó una edificación corrupta que a nadie hace sentir orgulloso”.

Rita consideró que no se debería quitar porque fue construida “con nuestro dinero” y cuestionó qué caso tendría quitar cualquier monumento, a lo que Alma le preguntó qué identidad da la Estela de Luz, solo la corrupción por el dinero que se robaron por lo que costó y Reyna atajó: “Bueno, es un monumento a la corrupción. Quizá por eso algunas personas lo relacionen tristemente con la identidad nacional”.

Entre los que comentaron hubo quienes no defendieron a la Estela de Luz, pero sí desviaron el tema a la reubicación de los monumentos en la Ciudad de México o se dedicaron a denostar a quienes criticaron al expresidente.

Otros más recordaron que la estatua de Colón recuerda un pasado esclavista de la conquista española, no es quitarle “identidad” a la Ciudad de México. Los menos no vieron comparación entre “una obra licitada” y remover monumentos “de manera arbitraria”.

El usuario RSources le preguntó a Calderón y a Clouthier si ponía en el mismo rango al monumento a “Maquío”, al preguntar: ¿O como este? Y acompañarlo con la foto de Manuel J. Clouthier fallecido el 1 de octubre de 1989 en un accidente automovilístico, un año después de haber ganado el tercer lugar en la elección presidencial de 1988, cuando se cayó el sistema a favor de Carlos Salinas de Gortari.

La Estela de Luz

Durante el sexenio de Calderón, se construyó la Estela de Luz como un monumento conmemorativo al Bicentenario de la Independencia de México y el Centenario de la Revolución Mexicana.

Consiste en una estela de 104 metros de altura y 6 metros de ancho. Se compone de un grupo de columnas de acero que sostienen 2 cuerpos, uno hacia el nororiente y otro al sur poniente. Cada uno tiene seis filas de placas de cuarzo empotradas en marcos de aluminio, asentada en una plaza que deciente al primer piso donde se ubica el Centro de Cultura Digital (CCD) Estela de Luz.

La obra se inauguraría el 15 de septiembre de 2010, pero tardó 15 meses más de lo previsto en edificarse, por lo que fue inaugurada hasta el 7 de enero de 2012 y no fue el proyecto original concebido como un Arco del Bicentenario.

En 2011 se hicieron públicos los malos manejos de los recursos destinados a la Estela de Luz por parte de la Secretaría de Educación Pública (SEP), encabezada por el difunto Alonso Lujambio (1962-2012).

Su presupuesto inicial era de 552 millones de pesos, pero se disparó hasta los mil 304.9 millones de pesos, por lo que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) le hizo 28 auditorías encontrando diversas irregularidades graves por parte de distintas dependencias, como el retraso de la obra, falta de respeto al proyecto ganador, sobrecostos materiales, entre otros.

El 12 de agosto de 2020, la Sala Superior del Tribunal Federal de Justicia Administrativa (TSJA) ordenó resarcir el daño a la Hacienda Pública Federal por 447.1 millones de pesos a Andrés León Reguera y Juan Alberto Bravo Hernández, quienes eran los responsables de la obra pública, por simular la compra de acero inoxidable a un costo más alto para construir la Estela de Luz.

Estos personajes trabajaron para III Servicios, SA de CV, filial de Petróleos Mexicanos (Pemex) y encargada de contratar a las empresas para ejecutar la obra.

En 2019, exempleados de esta empresa denunciaron a Calderón ante la Fiscalía General de la República (FGR) por abuso de autoridad, ejercicio indebido del servicio público y lo que resulte, relacionado con la Estela de Luz, la obra emblemática de su sexenio.

Comentarios