Beatriz Gutiérrez Müller

"Me complace mucho esta decisión", dice Gutiérrez Müller sobre la sustitución de la estatua de Colón

"Descolonicemos la historia", escribió la esposa del presidente López Obrador sobre la reubicación del monumento y el cambio de nombre a la glorieta en Paseo de la Reforma.
lunes, 6 de septiembre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Promotora de la descolonización de la historia, Beatriz Gutiérrez Müller celebró la reubicación de la estatua de Cristóbal Colón y el cambio de nombre a la glorieta que lleva su nombre que se ubica en Paseo de la Reforma.

Más todavía que sobre el pedestal que luce vacío desde hace ya casi un año, cuando se desmontó la estatua de Colón, se coloque la escultura de una mujer indígena.

“En lo personal, me complace mucho esta decisión. Este 2021, tan simbólico por las efemérides que se están recordando, es también una invitación a reflexionar: insisto, descolonicemos la historia”, escribió en su cuenta de Facebook.

La llamada "glorieta de Colu00f3n" dejaru00e1 de denominarse asu00ed porque la estatua del cosmu00f3grafo seru00e1 depositada en otro lugar,...

Posted by Beatriz Gutiu00e9rrez Mu00fcller on Monday, September 6, 2021

Y remachó la esposa del presidente Andrés Manuel López Obrador:

“'Descubrir América' es afirmar que tal tierra estaba escondida, cubierta, oculta. Quien la halla, en la lógica colonizadora, la hace vivir. ¡No! América no estaba escondida (digamos, bajo el agua), cubierta (por decir, de maleza), oculta (por poner, sepultada).

“El continente americano existía, tenía vida propia y en ella florecían muchas civilizaciones con grandes conocimientos en la arquitectura, la astronomía, la agricultura, la cultura y las artes.

“De hecho, Cristóbal Colón no la 'descubrió' no solo porque hay documentados rastros previos de exploradores europeos (la leyenda del "piloto anónimo" es bastante conocida) y asiáticos sino porque, para desgracia suya, murió sin saber que en su colosal travesía transatlántica se había topado con un nuevo continente. No se puede 'descubrir' algo que no se sabe que se `halla´.

“El nombre de América es otra pifia: el florentino Amerigo Vespucci, en efecto hizo viajes posteriores al 'Nuevo Mundo'; la denominación fue a causa de las ingentes cantidades de dinero que proporcionó a la corona española (incluso, se naturalizó castellano al casarse con María Cerezo) por financiar sus propias navegaciones y las de su amigo, don Cristóbal. Cosas, pues, de gratitud pecuniaria”, escribió.

Comentarios