Mexicana de Aviación

AMLO fustiga a Calderón y Fox por privatizar Mexicana y Aeroméxico; no habla de Salinas Pliego

López Obrador criticó la privatización de las aerolíneas que antes eran propiedad del Estado y se lanzó contra los medios al afirmar que “eso no lo explican los medios conservadores, tendenciosos y todavía insinúan que es culpa nuestra"
lunes, 10 de enero de 2022

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El presidente Andrés Manuel López Obrador enfiló hoy contra sus antecesores panistas en la Presidencia, Felipe Calderón y Vicente Fox, a quienes fustigó por la venta de Mexicana de Aviación y Aeroméxico a particulares, temas de los que –dijo—nunca se habló en los medios.

El mandatario hablaba en su conferencia de prensa matutina sobre la cancelación de vuelos en Aeroméxico durante los primeros días de año ---260 según informó el titular de la Profeco, Ricardo Sheffield – a causa de los contagios entre pilotos y sobrecargos pero que, según el mandatario, los medios atribuyeron a su gobierno.

Tras negar esa información, López Obrador derivó a la privatización de las aerolíneas que antes eran propiedad del Estado y se lanzó contra los medios al afirmar que “eso no lo explican los medios conservadores, tendenciosos y todavía insinúan que es culpa nuestra. Entonces, ya es el colmo, porque quieren apostar a la desmemoria, a la amnesia”.

Justo esta semana, el semanario Proceso, en su número en circulación, publica dos reportes especiales sobre la venta y desmantelamiento de Mexicana de Aviación en el que Grupo Elektra, de Ricardo Salinas Pliego, jugó un papel clave.

La investigación, que llevó meses, revela que mediante sociedades de papel escindidas de la aerolínea y de complejas operaciones contables, Elektra descontó miles de millones de pesos de impuestos de 2009 a 2013, pero lo hizo de manera ilegal, de acuerdo con el SAT.

Un segundo reportaje señala que durante el concurso mercantil de Mexicana de Aviación, el gobierno de Felipe Calderón torpedeó a grupos de inversión interesados en rescatarla, maniobró para entregar “en préstamo” muchas de sus rutas y slots a otras compañías aéreas y hasta abogó con autoridades de Estados Unidos para que permitieran cubrir rutas de Mexicana en territorio de ese país. De hecho, desde que Mexicana de Aviación fue puesta a la venta Proceso ha documentado el cúmulo de irregularidades registradas.

Sin embargo, el mandatario afirmó que nunca los medios informaron de ello y hoy dio su breve versión del tema para que los jóvenes estén enterados de lo que hacían los gobiernos de antes.

“Antes el Estado tenía dos líneas aéreas, dos empresas que eran públicas: Mexicana, históricamente manejada por el Estado, y Aeroméxico.

Porque son historias breves, pero que ayudan a entender y nosotros pues tenemos que informar, a lo mejor a los papás de los jóvenes ya no los hacemos cambiar con nada, pero a los jóvenes sí”, arguyó.

Fue entonces que afirmó que ambas aerolíneas fueron entregadas durante los gobiernos de Felipe Calderón y Vicente Fox, a particulares que actualmente son los responsables de su operación.

“Entonces, como en la campaña del 2000 un empresario, un señor (Gastón) Azcárraga ayudó a la candidatura de (Vicente) Fox, cuando el presidente (Vicente) Fox llega, desde el primer año le entrega a ese empresario Mexicana, se privatiza Mexicana de Aviación. Esto fue 2001, 2002, —a ver si por ahí aparece— 2003”, arguyó el mandatario.

Luego, relató, vino la campaña de Felipe Calderón, y otro grupo de empresarios lo ayudó, “participan en el fraude electoral y como recompensa”, les entregaron la otra línea aérea, Aeroméxico.

“Esto fue en 2007. Empezó manejando esa empresa ya privatizada el que era presidente de la Coparmex durante la campaña presidencial del 2006, un señor de Chihuahua, (José Luis) Barraza, y todos los dueños actuales”, señaló el mandatario.

 

Siguió su alocución:

“Entonces, nos quedamos sin ninguna línea, pero eso no lo explican los medios conservadores, tendenciosos y todavía insinúan que es culpa nuestra”, reprochó.

Por ello, dijo que esta situación “ya es el colmo”, porque sus adversarios le quieren apostar a la desmemoria.

"Ojalá y todo esto se siga diciendo, porque cuando llevaron a cabo esas privatizaciones nadie dijo nada en los medios, no hay estudios en los centros de investigación de la UNAM o en las universidades públicas, no hay estudios en los círculos de intelectualidad oficiosa; eran temas que no se trataban”, refirió.

Comentarios