Tortura

ONU lamenta que la detención arbitraria "sigue siendo una práctica generalizada" en México

Los expertos han puesto el foco en las fuerzas de seguridad, ante el temor a una falta de controles independientes y eficaces y al riesgo de que los detenidos puedan ser sometidos a abusos "para obtener confesiones y declaraciones incriminatorias".
lunes, 2 de octubre de 2023 · 10:03

MADRID (EUROPA PRESS) - El grupo de trabajo de la ONU sobre Detención Arbitraria ha instado a las autoridades de México a tomar medidas para acabar con esta lacra, ya que pese a los avances logrados en los últimos años "sigue siendo una práctica generalizada", asociada además a "malos tratos, torturas, desapariciones forzadas y ejecuciones".

Entre los progresos recientes, el grupo de expertos ha citado los avances en materia de jurisprudencia, la transición a un procedimiento penal acusatorio, la extensión de las medidas de amparo a los Derechos Humanos reconocidos internacionalmente, la entrada en vigor de una Ley Nacional de Ejecución Penal, la introducción de un Registro Nacional de Detenciones.

Aunque asumen que México debe hacer frente a "enormes desafíos", especialmente por lo que se refiere a la lucha contra el crimen organizado, esperan que los pasos dados por las autoridades se "consoliden", también con vistas a proteger a los migrantes, pero llaman a hacer más, por ejemplo para paliar el "uso excesivo" de la prisión preventiva.

Los expertos han puesto el foco en las fuerzas de seguridad, ante el temor a una falta de controles independientes y eficaces y al riesgo de que los detenidos puedan ser sometidos a abusos "para obtener confesiones y declaraciones incriminatorias".

"Los retrasos entre el momento de la detención de una persona, su puesta a disposición ante el Ministerio Público y su posterior traslado a la autoridad judicial, aumentan el riesgo de graves violaciones de Derechos Humanos durante este período crítico", advirtieron al término de una visita a México.

Respecto a la situación de los migrantes, el grupo ha abogado por que la detención sea "el último recurso" y que se prolongue "el menor tiempo posible", después de "una evaluación individualizada, en condiciones dignas y con acceso a asistencia legal".

Comentarios