Se realiza el mayor decomiso de droga en centros penitenciarios

martes, 20 de noviembre de 2007
* Empleados pretendieron ingresar más de un kilogramo de cocaína al Reno México, D F, 19 de noviembre (apro)- Los reclusorios preventivos administrados por el gobierno del Distrito Federal están convertidos en verdaderos nichos de la corrupción La semana pasada, fueron destituidos por presuntos actos de corrupción el director y subdirector de seguridad del sistema penitenciario, Lucio Hernández y Armando Carmona, luego de que el diario Reforma denunció una serie de anomalías cometidas por los servidores públicos Ahora, fue el custodio Gabriel Sánchez Barrios, quien fue detenido por intentar ingresar al reclusorio Norte un kilo 100 gramos de cocaína, así como dos teléfonos celulares El custodio ocultó la droga en la ropa interior Supuestamente, Sánchez Barrios había pasado sin problema la revisión de rigor antes de ingresar al penal Dicha revisión la hizo el supervisor de Aduanas, Martín Suárez Sosa, quien también fue puesto a disposición de las autoridades José Ángel Ávila, secretario de Gobierno del Distrito Federal (GDF), reveló que el incidente ocurrió poco antes de las siete de la mañana, como parte de los operativos ordenados por el nuevo director de Seguridad Penitenciaria, Pedro Mancilla Los detenidos fueron presentados a la agencia 50 del Ministerio Público, donde se inició la averiguación previa FACI/50/T2/1185/07-11, por los delitos de ejercicio ilegal del servicio público y contra la salud El funcionario capitalino precisó que la droga fue introducida por el custodio Gabriel Sánchez Barrios, quien la llevaba en la ropa interior y supuestamente había sido revisado por Martín Suárez Sosa, supervisor de aduanas, antes de ingresar al reclusorio Las autoridades capitalinas precisaron que con esas destituciones se iniciaba en los hechos una reestructuración a fondo del sistema de seguridad de los reclusorios del Distrito Federal, ahora a cargo de Pedro Mancilla, quien se venía desempeñando como director de la Región 2 de la Policía local

Comentarios