Obispo de Chiapas condena desnudo masivo en la Ciudad de México

jueves, 3 de mayo de 2007
Tuxtla Gutiérrez, Chis , 2 de mayo (apro)- En opinión del obispo de San Cristóbal, Felipe Arizmendi, frente al bombardeo de escenas eróticas expuestas en la publicidad comercial --y ahora también con el desnudo masivo para la lente de Tunick-- se necesita "mucha madurez para rechazar las múltiples incitaciones y mantenerse puros y castos" Es pertinente señalar que el reconocido fotógrafo estadunidense Spencer Tunick anunció la víspera que el Zócalo de la Ciudad de México será el espacio en que el próximo domingo 6 de mayo tomará fotos a miles de personas desnudas Por ello el obispo arremetió una vez más contra los legisladores del Distrito Federal que despenalizaron el aborto durante las primeras doce semanas de embarazo: "Se extrañan que llamemos a no obedecer esa ley y dicen defender el estado de derecho, pero no reconocen al actual presidente de la República, elegido legítimamente según la ley", apuntó Arizmendi Esquivel Explicó que en México hemos caído en lo que el papa Benedicto XVI calificó de "dictadura del relativismo", que es regirse sólo por el criterio personal y decidir sin referencia a ley moral alguna Señaló también que en esa dictadura no se acepta ninguna censura y se exige libertad para todo, "para posar desnudos, para decir, cantar, pintar, gritar y ofender, aunque se hieran sentimientos de otros "Es lo que algunos tratan de legitimar: que nadie, ni las iglesias, ni Dios, normen la vida personal, la familia, la política, la economía, la cultura, la comunicación "Para ellos la conciencia es absoluta, sin referencia a ninguna ley sagrada; cada quien rige sus costumbres y decisiones, sin que nadie le pueda objetar o corregir; puede hacer de su cuerpo lo que quiera, aunque sea matar al nuevo ser ya concebido", dijo el obispo Agregó que esa dictadura del relativismo es la obsesión de personas, grupos, organizaciones y medios informativos por desmoronar y socavar los cimientos de las instituciones: "Su éxito editorial, político y económico es hacer quedar mal a toda autoridad, empezando por la del hogar Se ensañan contra cualquier jerarquía, civil y militar, penal y legislativa, eclesiástica y religiosa" Indicó que en ese relativismo quieren deshacerse de normas absolutas y se rebelan contra todo lo establecido: "Son como los adolescentes, que quieren hacerse valer prescindiendo de la autoridad paterna, a la que recurren sólo cuando se les acaba el dinero y no saben qué hacer Entonces, reclaman a sus padres, como si éstos fueron los culpables de sus males" Precisó que en la publicidad comercial lo que importa es vender y obtener placer, aunque se incite al pecado y al libertinaje: "Niños y adolescentes, jóvenes y mayores, al ver tantas escenas eróticas, ¿no se sienten atraídos a experimentar cuanto allí se muestra? Se necesita mucha madurez para rechazar las múltiples incitaciones y mantenerse puros y castos", concluyó

Comentarios