Genera tiradero nueva controversia entre los gobiernos federal y del DF

lunes, 19 de enero de 2009
MEXICO, D F, 19 de enero (apro)- La suspensión provisional del cierre del tiradero Bordo Poniente, ordenada por el Tribunal de lo Contencioso Administrativo, se convirtió en un nuevo motivo de controversia entre los gobiernos capitalino y federal Y es que el pasado 15 de enero se venció el plazo para que el gobierno capitalino clausurara el tiradero, donde diariamente se depositan 12 mil toneladas de basura del Distrito Federal Sin embargo, el gobierno de Marcelo Ebrard consiguió en la víspera una suspensión provisional al ordenamiento de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) Para avivar el fuego, el director de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), José Luis Luege Tamargo --quien recientemente advirtió que la ciudad de México enfrentaba el riesgo de sufrir una catástrofe debido al mal estado del drenaje--, colocó al gobierno del Distrito Federal en el centro de su discurso de conmemoración del 20 aniversario de la dependencia que dirige "Falta congruencia intelectual El gobierno del Distrito Federal anuncia sanciones a los ciudadanos que no separen la basura, pero él no resuelve un problema que está obligado a resolver No hay justificación", dijo Luege al referirse al cierre del Bordo Poniente En el caso del Bordo Poniente, el tiradero más grande de América Latina, Luege ha jugado un papel importante para tensar la relación entre los gobiernos federal y local De acuerdo con declaraciones del secretario de Obras y Servicios del Distrito Federal, Jorge Arganis, a la revista especializada Teorema Ambiental, además de la orden de la Semarnat de clausurar el confinamiento, la Conagua exigió al gobierno capitalino reforestar el área de 400 hectáreas Arganis dijo que el condicionamiento de Luege implica una inversión de mil millones pesos con los que no cuenta por ahora el gobierno de Ebrard Según esa publicación, en un acuerdo verbal, Luege aceptó dar un plazo de 20 meses al gobierno del Distrito Federal para reforestar y construir Centros Integrales de Reciclamiento (CIRE) "Pero Luege no tiene palabra? Nos hicieron una pinza el año pasado (2007) Por un lado se echaron para atrás con el acuerdo, y por otro no nos autorizaron (la ubicación de un tiradero en) Tláhuac", dijo Arganis a esa revista Al final, el gobierno capitalino replanteó el asunto del CIRE en Tláhuac, y en noviembre del año pasado, la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) aprobó el cambio de uso de suelo de terrenos que serán destinados a un nuevo confinamiento de desechos Por lo pronto, para dar una salida transitoria al problema, el gobierno del Distrito Federal podría contratar los servicios de depósitos de basura privados en el estado de México, según anunció la secretaria de Medio Ambiente capitalina, Marta Delgado Entrevistada en el marco del panel "Gobernanza regional sobre el cambio climático" ?evento inaugurado por Marcelo Ebrard--, Delgado señaló que, "de manera transitoria", la administración local contempla la firma de "convenios con los rellenos sanitarios privados que tiene el estado de México? no como la solución final al problema en la ciudad" Tras reconocer que es necesario el cierre del tiradero de Bordo Poniente, la funcionaria dijo que aún no se concretan acuerdos entre el gobierno federal y el local para solucionar el problema "Es mucho más productivo un convenio entre los dos gobiernos, más que acotar todo este tema legal Está en manos del Tribunal dar un fallo final sobre el asunto Sin embargo, nuestra responsabilidad es trabajar con el gobierno federal en un convenio, antes del resultado final", apuntó Añadió que hay un avance de 90% en la adquisición del terreno que se destinará para la construcción del CIRE

Comentarios