Inicia ALDF procedimiento para remover a "Juanito"

lunes, 7 de diciembre de 2009

MÉXICO, D.F., 7 de diciembre (apro).- La Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) inició este lunes el procedimiento para remover a Rafael Acosta Ángeles, Juanito, como delegado de Iztapalapa, quien luego de ser notificado tendrá derecho a defender el cargo que oficialmente obtuvo en el proceso electoral del pasado 5 de julio.
    Con el voto unánime de los 11 integrantes de la  Comisión Jurisdiccional, que encabeza el diputado Raúl Nava (PVEM), se aprobó el trámite para la remoción de Juanito, luego de que en la ALDF se recibió la solicitud de separación del cargo, presentada por 23 legisladores del PRD y el PT, el pasado jueves 3.
    Durante la reunión convocada por Nava –que inició 30 minutos después de la hora fijada– se dio a conocer el documento que las legisladoras perredistas Aleida Alavez y Karen Quiroga entregaron a la presidenta de la Mesa Directiva, Lizbeth Rosas.
    Pero antes de que se sometiera a votación si se aprobaba el inicio del procedimiento, el legislador panista Carlo Pizano Salinas reclamó que no podía aprobar dicho trámite, dado que acababa de conocer el caso. Tras esa aclaración, se aprobó que en 15 minutos los integrantes de la Comisión Fiscalizadora dieran una rápida lectura a la solicitud.
    Al término de ese tiempo, los legisladores dieron su aval para iniciar el procedimiento solicitado contra Acosta Ángeles.
    En breve conferencia de prensa, el diputado Raúl Nava explicó que, a partir de este lunes 7, “correrán tres días hábiles para que los promoventes integren más pruebas a su solicitud o bien se desistan, en tanto que al delegado de Iztapalapa se le notificará en cinco días hábiles”.
    La solicitud de remoción de Acosta Ángeles se fundamenta en las fracciones I, III y VII del artículo 108 del Estatuto de Gobierno, en los que se considera como causales las violaciones “sistemáticas” a la Constitución, a las leyes locales y federales, por incurrir en actos u omisiones que afecten “gravemente” el funcionamiento de la administración pública del DF o del orden público, así como la afectación a las relaciones de la delegación con el jefe de gobierno.
    De acuerdo con la normatividad vigente en el Estatuto de Gobierno y en la Ley para la Remoción de los Servidores Públicos, una vez notificado, Acota Ángeles tendrá 15 días hábiles para integrar su defensa, en la que se contempla la comparecencia de este personaje ante la Comisión Jurisdiccional.
    Y antes de que se reuniera la comisión especial que analiza el caso, la perredista Clara Brugada presentó una queja en contra de Juanito en la Contraloría General del Distrito Federal, por presuntas fallas administrativas.
    Luego de declarar que no iniciará el proceso de entrega-recepción hasta que le sea notificada su destitución, Brugada Molina expuso que entre las ilegalidades en que habría incurrido el jefe delegacional está el nepotismo, al nombrar a su hijo, Carlos Acosta Avendaño, como funcionario público, además de que no presentó su declaración patrimonial, trámite que debió realizar antes del 1 de diciembre.
Además, la perredista acusó a Acosta de presionar a los empleados para afiliarse al PAN, como denunció públicamente Liliana Rodríguez, exfuncionaria delegacional,  así como por la utilización de su cargo para promocionarse públicamente a través de la obra de teatro que dirige el cómico Alberto Rojas, El Caballo.
En tanto, en la delegación Iztapalapa, Rafael Acosta se sometió a una limpia debido a “las malas vibras” que lo persiguen. Dos chamanes se trasladaron del mercado de Sonora hasta las oficinas del delegado, para llevarle “protección”.
Durante 30 minutos, Juanito recibió el mágico tratamiento para alejar a “muchos enemigos allá afuera que están buscando la forma de destituirme”.
Devoto, el delegado de Iztpalapa señaló que a pesar de las “malas vibras” que intentan removerlo del cargo, “Juanito no se ha doblado, sigue adelante”.

Comentarios