Cristianos y evangélicos truenan contra la CDHDF

martes, 26 de enero de 2010

MÉXICO, D.F., 26 de enero (apro).- La cúpula de las iglesias cristiana y evangélica acusó a la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) de "incumplimiento grave" por no proteger a los niños de los riesgos que representa la adopción de menores por parte de parejas del mismo sexo.
En entrevista, el presidente de la Confraternidad Nacional de Iglesias Cristianas Evangélicas, Arturo Farela Gutiérrez, señaló que el incumplimiento del ombudsman capitalino, Luis González Placencia, es grave no sólo desde el punto de vista espiritual, sino también jurídico, porque "va a ser afectada de por vida la vida de los niños, van a ser sellados con un estigma".
En días pasados, el presidente de la CDHDF manifestó que la adopción de un menor por parte de parejas homosexuales no representa, a su juicio, mayor perjuicio para los niños, siempre y cuando se protejan y garanticen sus derechos fundamentales.
“En los últimos 40 años hemos visto que las familias se configuran de distintas maneras, familias con dos mamás o dos papás; entonces, lo importante es salvaguardar el derecho de los niños. Mientras esos derechos queden salvaguardados en el núcleo familiar primario no hay ningún problema”, aseveró.
En respuesta, Farela Gutiérrez exigió a González Placencia revisar los tratados internacionales que ha suscrito México, porque en ellos se establece la importancia del derecho y el interés superior del niño.
“Es muy vergonzoso e indigno que quien debiera defender los derechos humanos de los más desprotegidos, en este caso los niños, asuma una actitud de intolerancia hacia las Iglesias que estamos haciendo uso estricto de nuestros derechos y libertades consagrados en la Constitución", puntualizó el presidente de la Confraternidad Nacional de Iglesias Cristianas Evangélicas.
Es lamentable, insistió, que el presidente de la CDHDF "sea insensible para defender en estos momentos a los niños que corren peligro, un serio peligro, al ser adoptados por homosexuales".
Además, destacó que fue “un exceso lo que ha hecho la ALDF al dar la figura de matrimonio, ya que los homosexuales tenían la protección jurídica a través de la ley de sociedades de convivencia".
No obstante, Luis González consideró como un “importante avance en materia de derechos humanos” la aprobación en la ALDF de los matrimonios entre personas del mismo sexo.
Esta reforma, dijo, contribuye a generar un mayor espacio de igualdad y equidad entre todos los mexicanos. Esas reformas, insistió, “amplían el horizonte de derechos” y permiten “que más ciudadanos los ejerzan, y esto es un avance sin duda”.
Sin embargo, para Farela Gutiérrez eso es un retroceso, por lo que este martes pidió al procurador general de la República, Arturo Chávez, que presente el recurso de acción de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación contra las reformas que aprobó la ALDF para permitir el matrimonio homosexual y las adopciones por esas parejas.

Comentarios