"Grave error", las bodas gay: El Vaticano

miércoles, 27 de enero de 2010

MÉXICO, D.F., 27 de enero (apro).- El presidente del Pontificio Consejo para la Familia del Vaticano, Ennio Antonelli, calificó como un “grave error” la reforma que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo y les otorga el derecho a adoptar hijos, mientras que el PRI decidió dejó sólo al PAN en su intento por revocar dicha legislación.
    En Mérida, Yucatán, a donde acudió para participar en el II Congreso de Salud, Vida y Familia que organiza la Arquidiócesis de Yucatán, el cardenal italiano advirtió que dicho error puede llevar a la descomposición social y al empobrecimiento de la sociedad
      En conferencia de prensa, el prelado reprochó también la difusión de la homosexualidad en los medios de comunicación.
     “Promover la homosexualidad en los medios de comunicación, en la televisión, los periódicos, las revistas, la publicidad como si fuera una conquista, como si fuera un progreso, es un gran error”, opinó.
Asimismo, Antonelli consideró que esto lleva a “un empobrecimiento de la sociedad, un empobrecimiento de las relaciones humanas y es un riesgo para la educación de los niños y jóvenes”.
     No obstante, dijo que las preferencias sexuales no deben ser motivo de rechazo o sanción penal, pues “todos deben de ser respetados en aquello que tienen de íntimo”, lo cual, aclaró, “no significa que sea objetivamente un bien o una contribución para el enriquecimiento de la vida de la sociedad”.
Reiteró que la Iglesia católica rechaza la unión de personas del mismo sexo, “pero eso no condena a la persona como tal para vivir su propia vida. Lo grave es que estas personas busquen el empobrecimiento de la sociedad con una unión o lo que es peor, con una adopción”.
     Destacó que “la sociedad desde siempre reconoce el matrimonio entre un hombre y una mujer, porque reconoce en esta unión un beneficio muy grande para la misma sociedad”, ya que de la unión entre un hombre y una mujer se da la procreación.
 

Comentarios