Disidentes del SME interponen demandas contra Amezcua

miércoles, 6 de enero de 2010

MÉXICO, D.F., 6 de enero (apro).- Luego de un enfrentamiento a golpes entre disidentes y trabajadores del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), en la colonia San Rafael, los primeros interpusieron varias demandas ante autoridades judiciales contra el secretario del exterior, Fernando Amezcua, por los “actos ilegales y vandálicos” de este miércoles.
         En un comunicado, la corriente del SME encabezada por Alejandro Muñoz señaló que Amezcua encabezó los ataques en la Delegación Cuauhtémoc, donde “los trabajadores se encontraban en la reunión que semanalmente realizamos para buscar alternativas y presentar propuestas para recuperar nuestra fuente de empleo”.

         De acuerdo con los disidentes, Amezcua y el secretario del interior del SME, Humberto Montes de Oca, utilizaron gente ajena al sindicato para golpear e intimidar a los exelectricistas.

Asimismo, hicieron un llamado a las autoridades capitalinas “para que no permitan que estos hechos sigan suscitándose, y que no brinden su apoyo para que (Martín) Esparza y sus huestes continúen violentado la vida de los habitantes de esta ciudad”.

Y al gobierno federal le solicitaron que “se apreste a tomar acciones contra las personas que cometieron actos ilegales y vandálicos durante este día de vergüenza para el Sindicato Mexicano de Electricistas”.

La trifulca inició cuando los seguidores del líder del SME, Martín Esparza, se enteraron de que el grupo que comanda Alejandro Muñoz celebraban una asamblea en la sede sindical ubicada en la colonia San Rafael.

El grupo de Esparza marchaba de regreso a sus oficinas, luego de realizar una manifestación frente a palacio Nacional, donde quemaron decenas de boletas de energía eléctrica expedidas por la Comisión Federal de Electricidad.

Tan pronto llegaron a la sede sindical, encararon al grupo disidente y empezaron a volar piedras, palos y todo tipo de objetos, algunos de los cuales se estrellaron en los parabrisas, toldos, cofres y cajuelas de los vehículos estacionados en la calle Sadi Carnot, donde están ubicadas las oficinas sindicales. Al menos una decena de vehículos particulares resultaron dañados.

Comentarios