Pese al frío, la SEP decide no suspender clases en el DF

jueves, 7 de enero de 2010

MÉXICO, D.F., 7 de enero (apro).- A pesar de la recomendación emitida por la Secretaría de Salud (SS) para suspender o, al menos, retrasar el ingreso a las escuelas como medida de prevención ante la onda fría que azota al país, la Secretaría de Educación Pública (SEP) determinó mantener sin cambios el calendario escolar en el Distrito Federal.
    Por la mañana, el secretario de Educación, Alonso Lujambio, esbozó la posibilidad de suspender clases ante el recrudecimiento del frío. Sin embargo, por la tarde cambió de parecer y dijo que las escuelas se mantendrán abiertas en el DF.
La dependencia explicó, a través de un comunicado, que tomó la decisión con base en información del Servicio Meteorológico Nacional, y de conformidad con las sugerencias efectuadas al respecto por las autoridades de Protección Civil y del sector salud.
    Asimismo, la Secretaría reiteró su llamado a los padres de familia para mantener las medidas preventivas recomendadas para evitar contratiempos de salud durante la temporada invernal.
    Pese al álgido clima que impera en todos el país, la Secretaría decidió que se mantendrán sin cambios los horarios de clases en la capital del país, señaló que mantendrá comunicación permanente con las autoridades para dar seguimiento a la evolución de las condiciones meteorológicas en los próximos días en la Ciudad de México, a fin de implementar, en caso de ser necesario, las medidas para salvaguardar en todo momento la salud de los estudiantes del nivel básico.
    Por otra parte, la SEP recomendó a los padres de familia no enviar a sus hijos a la escuela si presentan signos de alguna enfermedad respiratoria, así como monitorear los niveles de exposición de los niños al frío para determinar la conveniencia o no de enviarlos a los planteles escolares.
    Finalmente, señaló apoyará a los estudiantes que no puedan asistir a clases para que no se vea afectado su aprovechamiento escolar.
    Antes de que la SEP difundiera el comunicado anunciando que no se suspenderán clases, el secretario de Salud, José Ángel Córdova, recomendó retrasar el horario de entrada a escuelas, principalmente de nivel básico, para proteger a los niños de que puedan contraer enfermedades respiratorias debido al intenso frío.
En conferencia de prensa, el funcionario federal aclaró que sólo es una recomendación, y recordó que aún falta la mitad de los frentes fríos (más de 25) que entrarán al país, por lo que suspender clases se extendería hasta marzo y eso no es posible.
Indicó, sin embargo, que en caso de que se diera un brote de influenza A/H1N1 sí cabe la posibilidad de que se cierre la escuela o el lugar donde se reporte.
Más tarde, en entrevista televisiva, reiteró las recomendaciones para afrontar las bajas temperaturas: abrigarse bien, no exponerse a la intemperie, consumir abundantes líquidos y frutas (amarillas) y verduras que contengan vitaminas A y C y vacunarse contra la influenza estacional y la A/H1N1.
Y recordó que las muertes que generalmente se registran en la época invernal se relacionan no precisamente con la hipotermia, sino con la intoxicación por monóxido de carbono al tratar de calentar las habitaciones, y reiteró que se cerrarán escuelas si existen brotes epidémicos de influenza humana.