Opositores al Metrobús niegan vínculos con el PAN

martes, 28 de diciembre de 2010

MÉXICO, D.F., 28 de diciembre (apro).- Martín Juárez, director general de Concertación Política del Gobierno del Distrito Federal, afirmó que se mantiene el diálogo con todos los vecinos de la colonia Narvarte, quienes se oponen a la construcción de la Línea 3 del Metrobús.

En entrevista radiofónica Juárez dijo que, "aun cuando haya móviles políticos, vamos a utilizar el diálogo". Sin embargo, las sospechas del funcionario fueron desechadas por Mireya Salas, líder vecinal de la colonia Narvarte, quien afirmó: “No pertenecemos a ningún partido político", aunque según Juárez, entre los inconformes "hay militantes” del PAN.

Al respecto, Salas señaló: “Solicitamos apoyo ante nuestros representantes en la Asamblea (Legislativa). Nuestro delegado y diputados son panistas”, pero negó que los vecinos de la Narvarte militen en éste partido.

Respecto del diálogo, Juárez aceptó que podría ocurrir en otra parte que no sean las instalaciones del Gobierno del Distrito Federal, pero Salas afirmó: “El diálogo llega demasiado tarde. No se puede negociar en esta condición cuando ya empezaron la obra".

Juárez dijo que se mantiene la fuerza pública para resguardar que la obra se lleve a cabo. "El objetivo de que esté la fuerza pública es para resguardar la obra y que se pueda llevar a acabo. No digo que sean los vecinos, porque son pacíficos, pero no nos vamos a confrontar".

Juárez explicó que la presencia de granaderos en esa zona de la colonia Narvarte se dio luego de que ayer dos personas trataron de apoderarse de la maquinaria con la que se construye la Línea 3 del Metrobús, “poniendo en riesgo a los manifestantes”.

Añadió que podrían ser “infiltrados” y no vecinos de la colonia Narvarte.

En otra entrevista radiofónica, Juárez reiteró que el gobierno capitalino está dispuesto al diálogo cuando los colonos formen un comité para manifestar sus propuestas.

A su vez, Andrea Martínez, vocera del movimiento “Vecinos en Resistencia de la Colonia Narvarte”, afirmó que no se puede dialogar con la presencia de 700 granaderos en la zona.

Comentarios