En 2012, solución definitiva a las inundaciones: Calderón

lunes, 1 de marzo de 2010

TONANITLA, Edomex, 1 de marzo (apro).-  La construcción del Túnel Emisor Oriente, un canal de desagüe de 70 kilómetros, será la solución definitiva a las inundaciones y evitará catástrofes en la ciudad de México, así como en la zona conurbanda, afirmó este lunes el presidente Felipe Calderón.
En un recorrido para supervisar la construcción de la obra, acompañado por el gobernador mexiquense, Enrique Peña Nieto, el mandatario estimó que el túnel estará listo a finales de 2012.
Tras explicar los avances de la construcción de la lumbrera diez, de un total de 24, del Túnel Emisor Oriente, Calderón mencionó que la insuficiencia del sistema de desagüe fue lo que provocó el colapso del sistema de drenaje de la Ciudad de México y sus alrededores, luego de las lluvias del pasado 4 de febrero
Y aseguró que la construcción del túnel será una solución definitiva a las inundaciones en la capital y su zona metropolitana.
"Cuando esté terminado, que esperemos, y que bueno que vaya en tiempo, será hacia el 2012, no habrá más inundaciones catastróficas como las que se han vivido, no sólo recientemente, sino desde tiempo inmemorial en el Valle de México", agregó,
Según Calderón, se trata de una "obra descomunal" por su tamaño, de cerca de 70 kilómetros, y por las cifras que se pagan requiere una inversión de 15 mil millones de pesos.
El Ejecutivo añadió que ni las presas que se están construyendo cuestan tanto. Incluso, dijo, para efectos políticos se trata de una obra que no se ve, pero quizá por eso, insistió, no la hicieron en el pasado. Asimismo, afirmó que el Túnel Emisor Oriente se construirá en un tiempo relativamente rápido: cuatro años.
Por su parte, Peña Nieto ofreció continuar trabajando de manera cercana y coordinada con el gobierno federal, tal como quedó demostrado, agregó, durante las inundaciones de febrero pasado.
El mandatario mexiquense dijo que lo que se ha observado por los terremotos en Chile y Haití, así como los desastres naturales en México, obliga trabajar en la prevención y protección civil, y no esperar a que siniestros o crisis lleven a los gobiernos a actuar.

 

 

Comentarios