Formal prisión a gerente del Bar Bar

miércoles, 3 de marzo de 2010

MÉXICO, D.F., 3 de marzo (apro).- La juez 30 Penal, Celia Marín, dictó auto de formal prisión contra Carlos Cázares Ocaña El Charly, gerente del Bar Bar, donde el pasado 25 de enero fue herido por arma de fuego el delantero paraguayo de las Águilas del América, Salvador Cabañas.
El proceso que se seguirá contra Cázares, preso en el Reclusorio Oriente, es por el delito de homicidio calificado en grado de tentativa, por lo que la juez consideró que había elementos suficientes para iniciarle un juicio.
El ilícito es considerado grave, debido a lo cual El Charly no alcanza ningún beneficio de libertad caucional y tendrá que enfrentar su proceso en el penal.
El abogado de Cázares, Juan Antonio Araujo, cuenta con tres días hábiles para apelar la decisión de la impartidora de justicia y con 15 días para presentar elementos en favor de su cliente.
Los otros ocho empleados detenidos tras la agresión contra Cabañas serán objeto de sujeción a proceso, pero en libertad –ya que la semana pasada pagaron 50 mil pesos de fianza–, y serán juzgados por el delito de encubrimiento por favorecimiento, de acuerdo con el juez 41 de Paz Penal.
En tanto, el procurador de Justicia capitalino, Miguel Ángel Mancera, dijo que pese a la franca recuperación que ha tenido el futbolista Salvador Cabañas, se le podrá tomar declaración ministerial hasta que un médico en medicina legal lo valore y determine que está en condiciones de hacerlo.
“Sabemos que articula palabras y establece diálogos, pero la certificación médico-legal tiene cuestiones muy particulares, preguntas muy específicas que hacen los médicos para conocer circunstancias de tiempo, modo y lugar, y hasta que no se determine eso, no puede ser válida una declaración para efectos ministeriales”, dijo Mancera.
En entrevista, luego de un evento donde se entregaron patrullas para la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), comentó que la dependencia a su cargo no se opondría a que el delantero del América saliera del país.
Y en un operativo que duró 30 minutos, la PGJDF efectuó un inventario dentro del Bar Bar, ubicado en Insurgentes, pero los elementos policiacos salieron sin mobiliario ni documentos.

Comentarios