Consorcio francés va sólo en licitación del tranvía

lunes, 17 de mayo de 2010

MÉXICO, D.F., 17 de mayo (apro).- El consorcio francés Alstom se convirtió en el único participante en la licitación para construir el Tranvía del Centro Histórico, luego de que este lunes presentó su propuesta al consejo técnico del Sistema de Transportes Eléctricos (STE) del gobierno del Distrito Federal.

El proyecto, que ha causado controversia entre defensores del Centro Histórico, contempla un recorrido de 11.2 kilómetros de la terminal de Buenavista a Pino Suárez, con 19 estaciones, cuya construcción está valuada en 17 mil millones de pesos.

El costo del Tranvía del Centro Histórico está programado para cubrirse en 25 años, con pagos mensuales de aproximadamente 60 millones a través del esquema de Proyecto por Prestación de Servicio (PPS).

Este lunes se tenía programada la sesión para dar a conocer las posturas para la licitación a la que se inscribieron 23 empresas, entre ellas CAF de México, Promotora de Desarrollo de América Latina, Reconstrucción y Manufacturas en Transportes, Siemens SA, Mitsui de México, Invensys Sistemas México, Insolux Corsán Concesiones, Gami Ingeniería e Instalaciones, Touosa y  Bombardier Transportation México.

Sin embargo, en la competencia Alstom se quedó sola, ya que fue la única empresa que presentó una propuesta técnica y económica para la construcción del Tranvía, anunciado desde 2007 por el gobierno capitalino.

De las empresas postulantes, siete presentaron una carta de declinación para competir por la licitación, en tanto que otras más argumentaron que no tenían capacidad técnica ni contaban con las condiciones financieras para participar.

En su carta de declinación, la empresa Bombardier explicó que su decisión se debió a que considera que el proyecto no es idóneo para el Centro Histórico, en virtud de que no respeta el patrimonio cultural e histórico de la zona.

Los críticos del proyecto, entre ellos el periodista Jacobo Zabludovsky, integrante del Fideicomiso para la Restauración del Centro Histórico, han señalado que el Tranvía es innecesario, ya que esa zona de la capital del país cuenta con el mayor número de servicios de transporte en la ciudad: 13 estaciones de tres distintas líneas del Metro y trolebús, así como seis rutas de la Red de Transporte de Pasajeros (RTP) y 100 de microbús, según datos de la Secretaría de Transporte y Vialidad (Setravi).

Otros más que están en contra del proyecto han señalado que hasta ahora el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) no se ha pronunciado sobre la puesta en marcha del Tranvía del Centro Histórico, dependencia que, consideran, deberá dar su aval para su realización.

Por lo pronto, será hasta finales de mes cuando el consejo técnico del STE determinará si la empresa francesa  Alstom se queda con la licitación o bien la declara desierta.

La participación del consorcio francés en México se ha enfocado en la construcción de centrales geotérmicas concesionadas por la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Así, en 2002 consiguió la concesión para construir la geotérmica “Los Azufres”, ubicada en Michoacán, y en 2009 obtuvo una más para edificar la de “Los Húmeros”, en Puebla.

En el Distrito Federal, Alstom proveyó de trenes de neumáticos al Sistema de Transporte Colectivo Metro, entre 1994 y 1999.

De acuerdo con su página de internet, entre abril de 2009 y marzo de 2010, el consorcio tuvo ventas por 19.7 billones de euros y operaciones por 1.8 billones de euros.

Con una planta de producción en Sao Pablo, Brasil, Alstom es proveedor de vagones de metro en Santiago de Chile y en Nueva York, además de que es el responsable del servicio de tranvía en ciudades como Barcelona, España; Buenos Aires y Puerto Madero, Argentina; Atenas, Grecia; Dublín, Irlanda, y Montpellier, Lyon y Orleáns, Francia, entre otras.