ALDF: Inscribirán en letras de oro el nombre de Monsiváis

miércoles, 30 de junio de 2010

MÉXICO, D. F., 30 de junio (apro).- El nombre de Carlos Monsiváis, quien recientemente falleció, será inscrito en letras de oro en el Muro de Honor de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF).

Con cinco votos a favor y tres abstenciones, la Comisión de Normatividad Legislativa, Estudios y Prácticas Parlamentarias de la ALDF aprobó el homenaje, en reconocimiento a los aportes que el autor de Días de guardar hizo a la Ciudad de México, su sociedad, tradiciones y creencias.

El diputado Guillermo Orozco Loreto, presidente de la comisión, resaltó que la calidad de Carlos Monsiváis como cronista, ensayista, compilador, investigador, articulista y crítico lo convirtió en uno de los escritores más prolíficos de la segunda mitad del siglo XX.

Y resaltó que la fracción I del artículo 223 establece como requisito para la inscripción en el Muro de Honor “que la persona física haya aportado evidentes beneficios en diversas áreas del conocimiento humano o acciones de  trascendencia social, preferentemente para el Distrito Federal o en su caso para la República”.

De acuerdo con los diputados, en todo momento Monsiváis fue un fiel intérprete del sentir popular y relator del acontecer de su ciudadanía, de lo cual dejó huella en el Museo del Estanquillo.

La secretaria de la comisión y diputada promovente, Aleida Alavez Ruiz, recordó que en uno de los momentos más estremecedores de la Ciudad de México, el terremoto de 1985, Carlos Monsiváis relató para la posteridad los sucesos de tan infausta tragedia, retratando el sufrimiento de sus habitantes.

En su crónica de lo trágico, el escritor –dijo– escribió así sobre la ciudadanía: “El debate se abre. Qué es sociedad civil, una parte del Estado, la zona de autonomía ciudadana o el vocablo sociológico que ante la falta de méritos curriculares de bien amado pueblo, lo desplaza”.

Eso, agregó, hoy no pierde ninguna vigencia y obliga a una reflexión desde todos los ámbitos, obliga a la participación ciudadana como elemento indispensable del gobierno.

En 2008, detalló, Monsiváis afirmó que se estaba apostando por la crónica “porque existe la necesidad de crear un corredor de espejos donde la sociedad o las sociedades se vean con más precisión”.

El escritor y ensayista permaneció en terapia intensiva durante más de dos meses en el Instituto de Ciencias Médicas y Nutrición "Salvador Zubirán", luego de lo cual falleció el pasado sábado 19, a los 72 años de edad, a causa de una fibrosis pulmonar que le  hizo crisis a principios de abril.

Apenas en marzo, el cronista y colaborador de Proceso, donde publicaba su columna “Por mi madre bohemios”, había presentado su libro Apocalipstck, compuesto por 36 crónicas sobre la Ciudad de México.

Comentarios

Otras Noticias