Creará Romo "gran familia" de la Santa Muerte en penales del DF

martes, 11 de enero de 2011

MÉXICO, D.F., 11 de enero (apro).- David Romo Guillén, autoproclamado “obispo de la Santa Muerte”, anunció que en cuanto sea consignado por el delito de secuestro, se dedicará a crear una “gran familia” adoradora de este culto en los penales capitalinos.

En una carta pública de 10 cuartillas escrita por el propio Romo Guillén, el “obispo” reitera que es inocente. Sin embargo, da por sentado que será consignado.

Pese a todo, considera que su encarcelamiento será una oportunidad para expandir la fe en el culto a la santa muerte, por lo que dedicará su estancia al reclutamiento de adeptos.

“Yo lo veo como una oportunidad de juntar a los hijos especiales de la Santa y con ellos formar una gran familia espiritual, ya sea en los reclusorios Norte, Sur, Oriente, Santa Martha, o cualquiera del país`, afirmó.

Guillén pide también a los creyentes que no dejen de asistir a la Iglesia, e incluso los exhorta a contribuir económicamente con las modificaciones arquitectónicas que se están llevando a cabo en la misma.

Sobre la declaración ministerial que exhibió la PGJDF, donde el obispo reconocía su vínculo con la banda de Los Aztlán, el líder de la iglesia reitera que la misma la ofreció porque supuestamente fue `torturado`.

Concluye que su aprehensión obedece a `motivos políticos` ya que el Gobierno capitalino busca hacerse `promoción` con este caso.