Agresión a policías fue "en legítima defensa": ladies de Polanco

jueves, 10 de noviembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Las llamadas “ladies de Polanco”, Azalia Ojeda Díaz, La Negra, y María Vanesa Polo Cajiga, exseñorita Puebla 2004, justificaron su agresivo comportamiento en el incidente que protagonizaron en agosto pasado al afirmar que actuaron en “legítima defensa” contra elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF). Al rendir su declaración ante la juez de paz, María Cristina Torres Sánchez, la exBig Brother, conocida por su carácter explosivo, afirmó que no se arrepiente de lo que hizo. “Me defendí de una agresión, fue en defensa propia”, sostuvo Ojeda Díaz, quien fue grabada en video junto con Polo Cajiga la madrugada del pasado 21 de agosto cuando, en aparente estado de ebriedad, agredían verbalmente a un grupo de policías que, según ellas, se negaron a prestarles ayuda. Los hechos ocurrieron en la esquina de Lafontaine y Presidente Mazaryk, colonia Polanco. “A mí me bajaron a golpes de mi coche, tengo las fotos de los golpes, a toda acción hay una reacción, y está comprobada la agresión del policía”, aseguró este jueves La Negra al término de la diligencia. Por su parte, la exseñorita Puebla argumentó: “Actuamos en defensa propia, esperamos que la resolución que tome la juez noveno de paz penal nos sea favorable, ya que únicamente nos defendimos de una agresión”. Ambas están acusadas de los presuntos delitos de ultrajes a la autoridad y discriminación. El 26 de agosto, cuando se presentó de forma voluntaria a cumplir con el citatorio girado por el Ministerio Público, ubicado en la Fiscalía Desconcentrada de Miguel Hidalgo, Ojeda Díaz, dijo sentirse apenada por lo sucedido. “Me siento apenada por los hechos que se dejaron ver y la forma en la que me conduje en su momento. Estoy muy apenada con la sociedad y con la ciudadanía”, expresó ese día. No obstante, había advertido que más adelante daría a conocer los “factores” externos que la orillaron a actuar de esa forma, pero nunca mencionó los golpes supuestamente propinados por los policías de los que hoy dijo tener fotografías. La juez titular de la causa tiene hasta 72 horas para determinar la situación jurídica de la “ladies de Polanco”, y dictarles el auto de formal prisión o de libertad. Sin embargo, debido a que los delitos por los que se les acusa no son considerados graves, en caso de que la autoridad judicial encuentre elementos para seguirles un juicio, las acusadas podrán llevarlo a cabo en libertad. Ambas fueron citadas nuevamente para este viernes 11 de noviembre con la finalidad de que la juez dé a conocer su resolución del proceso asentado en el expediente 270/2011.

Comentarios