Ajuste por tenencia impactará a funcionarios y órganos autónomos: Ebrard

lunes, 28 de noviembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, afirmó que el ajuste por los casi siete mil millones de pesos que la administración capitalina dejará de percibir el próximo año por pago de tenencia vehicular, impactará sobre todo a la burocracia y los órganos desconcentrados de la ciudad. Reiteró que no habrá nuevos impuestos para los habitantes de la ciudad y que sólo pagarán tenencia los propietarios de autos de lujo, cuyo montó será definido por la Asamblea Legislativa (ALDF). Ebrard comentó que se privilegiará el gasto social en el presupuesto que se entregará este martes 29 a la Asamblea Lgislativa. “Mañana vamos a presentar el paquete, vamos a proteger lo que son los programas sociales, obviamente el funcionamiento de las entidades de gobierno, todo el aparato de seguridad” garantizó. Sin embargo, dijo, se tendrá que hacer un esfuerzo muy grande, particularmente en el capítulo mil que significa que los funcionarios del gobierno de la ciudad no tendrá aumento salarial el próximo año. Asimismo, sostuvo que pedirán a los órganos autónomos, como la Comisión de Derechos Humanos (CDHDF) el Instituto Electoral (IEDF) y el Tribunal Electoral (TEDF) “que nos acompañen en este esfuerzo”, puntualizó. En entrevista después de la Sesión Extraordinaria de la Asamblea General del Consejo Económico y Social de la Ciudad de México, el mandatario hizo hincapié en que no habrá nuevos impuestos que sustituyan a la tenencia vehicular, que sólo pagarán los autos de lujo. En este caso, explicó que lo que se logre captar dependerá de la base que fije la ALDF para definir la categoría de “auto de lujo”, pero sostuvo que aunque será mínimo lo que se perciba “sí es relevante”. “En un escenario donde tienes menos siete mil millones, cualquier cosa es relevante, pero va a depender mucho del debate” de los diputados, señaló. Reiteró que no se va a aumentar la tarifa del Metro “porque pienso que el impacto sería muy regresivo, es decir, perjudicaríamos mucho a las personas. “Entonces, ¿qué vamos a tener que hacer?, pues un ajuste de una reducción en el gasto público para poder compensar la caída de siete mil millones, yo sé que eso para muchos es una medida difícil, sí lo sé, pero no tenemos alternativa”, afirmó.