Impondrán multa y cárcel para quienes lucren con fiestas clandestinas

miércoles, 14 de diciembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- La Comisión de Administración de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) aprobó multas económicas (de 500 a mil 500 días de salario mínimo) y prisión (de cinco a siete años) a quienes realicen fiestas clandestinas en las que se venda alcohol, drogas o estupefacientes a menores de edad. Los diputados adicionaron el artículo 185 al Código Penal capitalino para castigar a quienes incurran en esa falta que, según el legislador perredista Julio César Moreno Rivera, presidente de la Comisión, se comete en las 16 delegaciones de esta ciudad. No obstante, dijo que ya se tienen detectadas las demarcaciones donde se realiza la mayoría de ese tipo de fiestas: Iztapalapa, Gustavo A. Madero, Álvaro Obregón, Coyoacán, Cuauhtémoc, Benito Juárez y Miguel Hidalgo. Señaló que antes de estas reformas, aunque los jefes delegacionales tenían conocimiento de que se realizaban fiestas clandestinas en las que se venden drogas y alcohol a menores de edad, estaban impedidos para actuar. La diputada perredista Lizbeth Rosas, quien fue la promovente de la modificación, detalló que la reforma tiene la finalidad de sancionar penalmente a quienes organicen ese tipo de eventos por corrupción de menores. Además, dijo, los inmuebles particulares que sean utilizados para realizar fiestas clandestinas podrán ser sujetos del proceso de extinción de dominio. Comentó que se tiene conocimiento de que las fiestas clandestinas se llevan a cabo lo mismo en departamentos que en patios, estacionamientos, bodegas o terrenos privados, que son utilizados o arrendados a cualquier hora y en cualquier día de la semana. Incluso, dijo la diputada perredista, se llevan a cabo en zonas cercanas a escuelas, lo que genera denuncias reiteradas de vecinos. “Numerosos grupos de padres de familia han denunciado a las autoridades delegacionales, Secretaría de Seguridad Pública y Procuraduría General de Justicia, la realización de esas fiestas, donde se cobra la entrada a los menores de edad y se les vende droga, estupefacientes, solventes y alcohol, entre otros”, secundó Moreno Rivera. El diputado panista Carlos Pizano Salinas explicó que la aprobación del dictamen no prevé que las autoridades puedan entrar a domicilios particulares sin una denuncia de por medio. Las reformas serán votadas en el pleno de la ALDF en los próximos días.